Mapa de recursos


Un alto en el camino

Añadir a digg | Añadir a technorati | Añadir a wikio | Chuza esta nova | Añadir a Menéame | Añadir a Del.icio.us | Añadir a Yahoo | Añadir a tuenti | Añadir a fresqui | Añadir a facebook | Añadir a newsvine | Añadir a stumbleUpon | Añadir a spurl | Añadir a blinklist



 

Melide, una villa hospitalaria.

Cuentan las crónicas del siglo XIII que las camas se ofrecían a los peregrinos de dos en dos y que los frailes menores eran quienes debían proveer a los romeros de calor, todo por caridad y por amor a Dios.

 
Tal vez por tradición peregrina, Melide es, no solo un punto de encuentro en la ruta xacobea, sino también villa hospitalaria por excelencia para todos los que deciden hacer un alto en el camino. Su situación tan céntrica en la geografía gallega la convierte en una población abierta en todas direcciones. Del centro de Melide salen en forma radial tantas vías de comunicación como destinos posibles hay en Galicia. Acostumbrados al ese paso constante de peregrinos y viajeros procedentes de tan diversos lugares, los habitantes de Melide son gente abierta y habituada a acoger forasteros. Su hospitalidad se ha transformado en una de las actividades importantes del pueblo, y también los comercios y los servicios se han desarrollado pensando no solo en las necesidades de sus cinco mil habitantes sino en todas esas personas que pasan por aquí camino de algún sitio. Comercio, hostelería e industria ocupan a la mayor parte de la población melidense. Los datos hablan con claridad meridiana: en el registro de actividades se detectan 189 industrias, 291 establecimientos comerciales, 9 entidades bancarias y 105 establecimientos de hostelería. Nada que ver este Melide del siglo XXI con aquel pequeño pueblo que en otro tiempo fue vivero de emigrantes. A 52 kilómetros de Santiago y a un poco menos de Lugo, esta es una de las poblaciones con más futuro de Galicia. En ese futuro juega un papel relevante el polígono industrial de la Madanela y las activas asociaciones de empresarios e industriales que dinamizan el sector secundario en este ayuntamiento. Una de las grandes empresas se dedica a fabricar pavimentos para suelos y fachadas y da trabajo a un buen número de melidenses que muchas veces combinan este empleo con el trabajo en explotaciones ganaderas familiares. De este modo el nivel de vida de los melidenses sube con facilidad por encima de la media. Para darnos cuenta nos basta con recorrer las calles de la villa, echar un vistazo a los comercios. Por servicios, por tradición y por situación, ésta ha sido desde siempre la capital de la Terra de Melide, un pequeño paraíso de amplios paisajes verdes.


Comparte esta página o añade un comentario en tu Facebook



Última actividad en Facebook