Mapa de recursos


Adios al Carbón Gallego

Añadir a digg | Añadir a technorati | Añadir a wikio | Chuza esta nova | Añadir a Menéame | Añadir a Del.icio.us | Añadir a Yahoo | Añadir a tuenti | Añadir a fresqui | Añadir a facebook | Añadir a newsvine | Añadir a stumbleUpon | Añadir a spurl | Añadir a blinklist



 

Galicia ha dejado de producir carbón y las minas de lignito de As Pontes y Meirama tienen otros planes.

Este 2008, del que solo llevamos consumido un mes y unos días, será el año, dicen los expertos, de las energías renovables. El carbón gallego agotó sus rentables existencias que abastecieron a las dos centrales térmicas durante casi cuatro décadas

 
Los yacimientos a cielo abierto que FENOSA y Endesa tienen en Meirama y As Pontes, echaron el cierre coincidiendo con la entrada del año. El carbón gallego casi ha agotado sus rentables existencias que abastecieron a las dos centrales térmicas durante casi cuatro décadas. Pero sin duda la nueva normativa europea de gases contaminantes, que obliga a reducir el dióxido de azufre, fue el tiro de gracia para las dos grandes minas gallegas. Y es que nuestro carbón, contiene más de un 2% de azufre y el que proviene de Indonesia tan solo un 0´1, y además de ser más contaminante su potencia calorífica es inferior, lo que supone mucho más gasto.
Así las máquinas irán abandonando poco a poco la mina, pero las centrales térmicas van a seguir funcionando con carbón importado, como decíamos de Indonesia.
Aunque las extracciones de As Pontes comenzaron en los años 40 cuando la empresa Calvo Sotelo construyó una central térmica y un complejo carboquímico, Endesa no asumiría la explotación del yacimiento hasta 1976. Fueron más de tres décadas en las que las máquinas arrancaron de la cuenca del Eume más de 262 millones de toneladas de lignito pardo. La última remesa salió el 27 de diciembre de 2007, el día en que pararon las máquinas.
La historia en Meirama fue distinta. Tuvo un controvertido inicio por el desacuerdo en el pago de las expropiaciones de las tierras a los vecinos de As Encrobas, cuya lucha en contra de la instalación de la central se vio apoyada por colectivos de todas las ciudades gallegas, en plena dictadura.
El 15 de Febrero de 1977, cientos de campesinos, sobre todo mujeres, subieron a lo alto del valle de As Encrobas, a defender sus tierras.
Al final hubo acuerdo, buenos precios por las tierras y compromisos de colocar a los propietarios y familiares en la plantilla de la mina.
Y así, con el paso del tiempo sería la mayor fuente de riqueza del municipio de Cerceda, el de más alto presupuesto de los de menos de 50.000 habitantes.
Treinta años después, de allí se han extraido más de 90 millones de toneladas de carbón. Ahora, además de parar las máquinas mineras, la central térmica cerrará sus puertas durante unos 7 meses para adaptar su maquinaria y su central de control a la producción del nuevo carbón, que al tener tanta potencia calorífica necesita otro tipo de máquinas.
As Pontes dejó de llamarse de García Rodríguez cuando creció su central térmica, el elemento base de su economía.
Por este mismo motivo, pensando en su economía y en los trabajadores de la mina, las Consellerías de traballo e Industria de la Xunta de Galicia, preven aplicar este año y el que viene un plan especial de empleo que servirá de puente con las nuevas industrias.
Además el Ministerio de Industria destinará 75 millones de euros a compensar esa pérdida de empleos. Son los fondos mineros gallegos.
Asimismo, cambiará el paisaje desolador. Lo que supuso una fuerte agresión medioambiental servirá para la reactivación turística, ya que los huecos dejados por la minas, se convertirán en lagos y sus márgenes serán replantados con plantaciones autóctonas. En el caso de Meirama, el lago podría estar listo para el 2015, y tendría rutas de senderismo alrededor. Con una reforestación de toda la zona. Actualmente se están llevando a cabo procesos de relleno para impedir el contacto del carbón cuando esté el lago lleno. Lo que todavía no se sabe es si los bañistas podrán disfrutar de este mar interior.
En As Pontes, el proyecto ya está un poco más avanzado y cuentan con tener su laguna preparada en 2012. Contaría con una playa de unos 500 metros y con un islote en medio del lago. 12 km2 de mar para otros 12 km2 de escombrera restaurada. Y es que en donde en otro tiempo hubo materia estéril, hoy hay charcas, grandes praderas, y en ocasiones se dejan ver hasta corzos.
Como hace treinta años hicieron los humildes y románticos carboeiros del Xurés, y de la orensana comarca de Monterrey, hoy dicen adiós al carbón las dos potencias industriales de Cerceda y As Pontes.


Comparte esta página o añade un comentario en tu Facebook



Última actividad en Facebook