Mapa de recursos


Santiago, ciudad universal

Añadir a digg | Añadir a technorati | Añadir a wikio | Chuza esta nova | Añadir a Menéame | Añadir a Del.icio.us | Añadir a Yahoo | Añadir a tuenti | Añadir a fresqui | Añadir a facebook | Añadir a newsvine | Añadir a stumbleUpon | Añadir a spurl | Añadir a blinklist



 

Compostela no tiene mar, pero abruma con su piedra. Es una obra de arte que emociona.

Una ciudad hecha a la medida del hombre que ha conseguido proyectarse al mundo sin renunciar en ningún momento a sus coloridas tradiciones. Los rituales y los pequeños placeres sobreviven, en plena capital de Galicia, al paso de los tiempos y, lo que es más difícil, a la globalización del mundo.

 
Caminar por Compostela es el privilegio de descubrir en sus calles una pequeña maravilla cada día. Incluso cuando llueve éste es un lugar mágico donde agua y piedra parecen haber hecho un pacto por la belleza. La tradición xacobea ha convertido a Santiago en la más universal de las ciudades gallegas y también Patrimonio de la Humanidad. Su Catedral, emplazada en la monumental Plaza del Obradoiro, es la joya de la corona de la urbe, pero no la única. Todo su casco antiguo es digno de admiración y en él hallaremos la mayor concentración de monumentos histórico-artísticos de gran valor. Por una parte los edificios religiosos, como el Monasterio de San Martín Pinario, de gran influencia en el medioevo de toda Galicia, o la iglesia de San Francisco, por poner dos ejemplos... Por la otra, la Compostela universitaria, con el Pazo de Fonseca como emblema de una institución docente con más de 500 años de historia, y los edificios de las más antiguas facultades, como Medicina o Derecho, e incluso la novelada Casa de la Troya... Y también esas viejas calles con sabor a lo antiguo, fáciles de pasear bajo sus soportales que nos resguardan del “orballo” fino, que ya se sabe que aquí “la lluvia es arte”. Si atravesamos alguna de las antiguas puertas de la ciudad vieja, hallaremos otros emblemas de la antigua Compostela como la Colegiata del Sar, pero también descubriremos una ciudad dinámica que crece a velocidad de vértigo al amparo de las instituciones políticas como el Parlamento o el Gobierno Gallego, que esta es la capital de Galicia. Y una ciudad moderna con entornos tan atractivos como el del Auditorio o museos como el Centro Galego de Arte Contemporáneo. Una capital que tendrá próximamente su máxima referencia cultural en la gran obra arquitectónica del siglo XXI: la Ciudad de la Cultura, cuyos perfiles arquitectónicos comienzan a vislumbrarse ya. Pero además, Compostela es el epicentro de la Galicia turística y desde ella alcanzamos fácil cualquiera de las rutas que nos propongamos... Por ejemplo, la que nos llevará hasta el Mar de Noé, a tan solo treinta minutos de Santiago. La ría de Noia, villa a la que llaman la pequeña Compostela por su riqueza histórica, se abre al océano Atlántico entre Monte Louro y Corrubedo, dos espacios naturales que lo tienen todo.


Comparte esta página o añade un comentario en tu Facebook



Última actividad en Facebook