Mapa de recursos


Mil y una primaveras de literatura.

Añadir a digg | Añadir a technorati | Añadir a wikio | Chuza esta nova | Añadir a Menéame | Añadir a Del.icio.us | Añadir a Yahoo | Añadir a tuenti | Añadir a fresqui | Añadir a facebook | Añadir a newsvine | Añadir a stumbleUpon | Añadir a spurl | Añadir a blinklist



 

El idioma es la expresión cultural más completa de un país.

El idioma caracteriza las literaturas. Galicia había dado a la literatura latina buenos ingenios como Prisciliano, Paulo Orosio o San Fructuoso, pero, la literatura gallega no empieza a existir hasta el momento en que se escribe en gallego.

 
El gallego vio la luz alrededor del siglo IX después de Cristo. Los Reyes de la época hablaban gallego portugués que era el idioma de la franja occidental de la península. A mediados del XIV, el gallego lo hablaba además toda la aristocracia española y lo empleaban los juglares líricos. Pai de Soares, Pero da Ponte, Bernal de Bonaval, Airas Nunes, Xoham Airas, Martín Códax, Meendinho, Paio Gómez Chariño, fueron trovadores gallegos que escribieron en él sus cantigas de amor, amigo o escarnio. El rey Alfonso X El Sabio escribía sus cantigas de Santa María, vendrían también las traducciones como la del Códice Calixtino del siglo XIV. A partir del siglo XV el idioma gallego sufre la imposición del castellano como lengua culta, pero había un pueblo, el gallego, que continuaría expresándose en su propio idioma y abriendo una importante página, la de la literatura oral. La épica y la lírica popular evitaron la desaparición de una lengua que agonizaba y que se quedó vacía de creación literaria escrita durante cuatro siglos. En el XVIII vendrían personajes como el Padre Sarmiento que demandaría incluso la necesidad de un diccionario gallego. Luego serían el cura de Fruime y Freire Castrillón quienes levantarían su voz contra la injusticia que Galicia padecía. Escribieron en gallego y llegaron a replicar la prepotencia castellana de Góngora o Quevedo. En 1808 la guerra contra los franceses inicia un resurgir de la literatura gallega con autores como Antonio Benito Fandiño o Manuel Pardo de Andrade. Entre otros temas, se comentan las anécdotas de la guerra. Fue el período de transición a lo contemporáneo. Vendría después la llamada generación de 1846 encuadrada en un período preliminar o precursor que va desde 1839 a 1860 y que tuvo entre otros a Marcial Valladares o Francisco de la Iglesia. Bajo la losa del desconocimiento de la tradición literaria escrita con anterioridad, comienzan a despertar las almas literarias de Rosalía de Castro, Eduardo Pondal y Curros Enríquez, los tres emblemas del “Rexurdimento” de nuestras letras al que también hicieron su aportación Lamas Carvajal y Leiras Pulpeiro. Esta literatura manifiesta la problemática con la propiedad de la tierra, la sangría de la emigración, las demandas del servicio de ferrocarril y las formulaciones ideológicas prenacionalistas que marcaron tanto la historia social del XIX como la propia esencia de la literatura gallega de la época. En los comienzos del siglo XX, el nacimiento de las Irmandades da Fala, del Grupo Nós y la creación del seminario de Estudos Galegos marcaron el segundo renacimiento de la literatura gallega a caballo entre dos guerras, la del 14 y la del 36. Aparecía A NOSA TERRA, una de las publicaciones determinantes en el avance de nuestra cultura. Se publicaban más de 100 libros en gallego cada año en la editorial NOS. Proliferan las sociedades de cultura, liceos y ateneos artísticos y literarios. Se escribe teatro en gallego, se multiplica la prosa. Existía incluso desde 1920 el día Nacional de Galicia instituido por las irmandades, ...pero de nuevo la situación política es eje de atención en el discurrir de nuestra literatura. Para unos por reprimirla y perseguirla, para otros por defenderla. Muchos escritores tuvieron que abandonar Galicia. Desde el exilio la rabia creadora, la rebeldía y la ganas de seguir reivindicando nuestro idioma y nuestra cultura dan a luz una literatura de postguerra que sin duda fue el embrión de la modernidad que se alcanzaría, finalmente, con el comienzo de la Democracia.


Comparte esta página o añade un comentario en tu Facebook



Última actividad en Facebook