Mapa de recursos


Una Ciudad Tranquila

Añadir a digg | Añadir a technorati | Añadir a wikio | Chuza esta nova | Añadir a Menéame | Añadir a Del.icio.us | Añadir a Yahoo | Añadir a tuenti | Añadir a fresqui | Añadir a facebook | Añadir a newsvine | Añadir a stumbleUpon | Añadir a spurl | Añadir a blinklist



 

Les invitamos a conocer la noche compostelana.

No es lo mismo un lunes, que un jueves. Porque en Santiago, el estudiantil, cada noche de jueves es como si fuese noche de sábado. Los lunes y los demás días de la semana, Santiago es el reino de la tranquilidad. Pero los jueves.

 
Al filo de la media noche de cada jueves, cuando es tiempo de aulas abiertas, las rúas compostelanas son un hervidero juvenil camino de la discoteca, de la fiesta privada o del botellón universal, al que se unen chicos y chicas de toda Galicia.
El censo avala que los hijos de Compostela no llegan a 100 mil pero todos sabemos que Santiago, a lo largo de los años, ha adoptado a muchos más.
Estudiantes, inmigrantes, emprendedores de cualquier parte del mundo, enamorados de la ciudad del Apóstol.
Todos conviven entre piedra milenaria, un abanico de cultura en el que es imposible no fijarse y el buen humor que se multiplica según van pasando los días y las horas...porque Compostela es otra a partir de la medianoche.
Se despierta con la luna?y la luna sabe que aquí se sale los jueves.
Aunque son algunos menos que hace 10 años, los estudiantes siguen siendo dueños de la noche compostelana.
Por ahorrar, seguir la tradición o simplemente apoderarse de la calle, muchos desafían al frío y la lluvia con vaso de plástico en mano y cientos de botellas.
Un consumo irresponsable deriva más de una vez en una noche para olvidar. Y en Compostela compensa recordarlas todas. Envuelta en música y surcada por conversaciones regadas en alcohol y conducidas por tenues desplazamientos o violentas sacudidas, la ciudad mira con descaro el amanecer.


Comparte esta página o añade un comentario en tu Facebook



Última actividad en Facebook