Mapa de recursos


Al otro lado

Añadir a digg | Añadir a technorati | Añadir a wikio | Chuza esta nova | Añadir a Menéame | Añadir a Del.icio.us | Añadir a Yahoo | Añadir a tuenti | Añadir a fresqui | Añadir a facebook | Añadir a newsvine | Añadir a stumbleUpon | Añadir a spurl | Añadir a blinklist



 

Cariño es espectador de excepión del Atlántico y del Cantábrico

Asentado al pie de un pequeño anfiteatro montañoso y protegido de los vientos del oeste, Cariño contempla a ambos mares unirse o luchar depende del día, como buena pareja.

 
En primera fila está el puerto, el más importante de la ría, tanto por el número de hombres dedicados a la pesca, como porque el 90% de las embarcaciones de la comarca están aquí además de su industria conservera, algunas artesanales como La Gira y la Pureza. Cariño se hizo mayor hace 15 años cuando se independizó de Ortigueira y se convirtió en municipio. Desde entonces sus 5 parroquias reciben la máxima atención. Una de las últimas novedades es el paseo marítimo que reconcilia la arquitectura urbana con el mar.
En Cariño no es necesario soñar, porque el paisaje no deja espacio para la imaginación. Nadie se atrevería a competir con tan salvaje belleza en 33 kilómetros de costa. Ni una sola pendiente suave, no hay un respiro para la bravura contra la que muchos marineros estrellaron su vida. 620 metros nos separan del mar en caída libre. En Garita Herbeira, antigua batería defensiva costera, están los acantilados más altos de toda Europa. El viento nos golpea la cara para recordarnos que estamos despiertos. El mirador de Miranda reta a nuestra capacidad lingüística, y francamente nos declaramos perdedores con sumo gusto. Las playas son la quinta esencia de la playa ideal. Salvajes, lejos del que llaman mundanal ruido, de blanca y limpia arena y con una suave brisa marinera que las hace perfectas para la práctica del windsurf, y también para la pesca deportiva.
El cabo Ortegal y Os Aguillóns son en sí mismos una leyenda. Paraíso geológico, donde se respira libertad. Algunos hombres no han desistido ante tanta belleza y han tenido el valor de erigir monumentos frente a ella. Desde la prehistoria porque hay muchos castros y restos. La capilla de San Xiao de Trebo fue construida sobre los restos de un templo romano y utilizando su material. Aquí en lo que parecen los confines del mundo se celebra una de las Mostras de Teatro más prestigiosas de Galicia.


Comparte esta página o añade un comentario en tu Facebook



Última actividad en Facebook