Mapa de recursos


Desde las altas cumbres.

Añadir a digg | Añadir a technorati | Añadir a wikio | Chuza esta nova | Añadir a Menéame | Añadir a Del.icio.us | Añadir a Yahoo | Añadir a tuenti | Añadir a fresqui | Añadir a facebook | Añadir a newsvine | Añadir a stumbleUpon | Añadir a spurl | Añadir a blinklist



 

Geología compleja que atrae a estudiosos de todo el mundo.

Aunque Ortigueira es claramente costera, sus tierras se adentran hasta las laderas de A Faladoira, prestan su espacio a la cima de A Coriscada y ceden paisaje a los molinos eólicos de A Capelada.

 
En medio de las estribaciones más septentrionales de la dorsal gallega, la tierra se arruga y se agrieta, y nosotros vemos montañas, fallas, valles que se adentran en las sierras, rocas primarias, aluviones cuaternarios,… Desde aquí Ortigueira, se va hacia el mar, a través de pequeños ríos de corto recorrido y pronunciada pendiente hacia la costa formando un anfiteatro salvaje que da cabida a una diversidad faunística y florística de intensa belleza… Rincones de una encantadora suavidad que aparecen alrededor del Mera, un río de cauce variable al que van a parar muchos pequeños afluentes. Uno de ellos es el que hacía funcionar antiguamente los molinos de Pontenoval, ahora rehabilitados con criterios ecológicos y convertidos en una alternativa más cómoda e independiente que pueden escoger los que se deciden por el turismo rural. Alrededor de los molinos, la vegetación lo cubre todo. Bosques frondosos para refugiarse en verano buscando la fresca debajo de los árboles…
Más abajo vuelve reaparece el Mera que más gusta a los pescadores. Aguas limpias que corren despacio, paisaje para contemplar y ni un solo ruido. También es buen sitio el refugio de Ermo. En este tramo el Mera da morada a los campistas muy cerca de la parroquia que inspiró a Álvaro Cunqueiro la narración de 1945, “Gonzalo en el Yermo”. Casi en su desembocadura, el Mera forma una pequeña isla que está habilitada como área recreativa. Es el inicio del humedal de la Ría de Ortigueira donde encontraremos el último molino de mareas que se construyó en Galicia.


Comparte esta página o añade un comentario en tu Facebook



Última actividad en Facebook