Mapa de recursos


Por la tierra verde.

Añadir a digg | Añadir a technorati | Añadir a wikio | Chuza esta nova | Añadir a Menéame | Añadir a Del.icio.us | Añadir a Yahoo | Añadir a tuenti | Añadir a fresqui | Añadir a facebook | Añadir a newsvine | Añadir a stumbleUpon | Añadir a spurl | Añadir a blinklist



 

Las parroquias de interior: verdes rincones e importante sector agrario.

Las parroquias del interior regadas por el Ouro y el Masma,aportan riqueza agrícola, ganadera, forestal y frescos y escondidos rincones en sus verdes riberas.

 
Hubo un tiempo, previo al desarrollo de la pesca, en que Foz vivía primordialmente de la agricultura y la ganadería. Las parroquias de interior tenían una enorme importancia en la socioeconomía del municipio, sin embargo, la falta de planificación de aquellos trabajos, el minifundismo y el escaso valor que alcanzaban los productos de la tierra en los mercados, contribuyeron al despoblamiento de estos pequeños pueblos del interior focense. La emigración fue el remedio que muchos escogieron para mitigar el hambre. Partieron hacia América en busca de fortuna y dejaron aquí unas tierras fértiles que varias décadas más tarde empezarían a ser rentables. Hoy en día, tanto la agricultura como la ganadería han vivido una profunda transformación y no solo resultan rentables, sino que vuelven a ser básicos en la economía de Foz. De estas tierras sale maíz, trigo, patatas y hortalizas. Las habas aparecen en muchas huertas marcando la proximidad con la mariña oriental en donde se abastecen los asturianos. De todas formas las explotaciones agrarias son de pequeño tamaño y están poco mecanizadas. La ganadería, en cambio, parece mucho más organizada, con grandes cabañas de vacuno de carne para la producción de la sabrosa ternera gallega y también prados tapizados con las pintas blanquinegras de las frisonas lecheras. En conjunto, el sector agrario se revela como uno de los más importantes dentro de las actividades económicas de este municipio, con una participación del 40 por ciento en total de la renta. Los montes que rodean Foz también suponen riqueza. La madera da trabajo e ingresos extras a muchos habitantes del rural focense que han elevado considerablemente su nivel de vida en los últimos años. En día a día la balanza se inclina a favor de los que viven en el campo. El obstáculo de las comunicaciones y las carreteras se ha salvado y los servicios también van llegando a estas parroquias del interior de Foz que, a pesar del progreso mantienen íntegra su belleza de siempre. Foz hunde sus manos en el agua de los ríos. El Ouro y el Masma empapan la tierra, la surcan, la miman y la hacen florecer. El verde brilla en las riberas cuando el agua desata su larga melena engarzada con flores y adornos de cristal líquido. Sumergidos en este bosque nos olvidamos de la inmensidad del cantábrico y preferimos recogernos en los frescos rincones de esta tierra verde y buscar los escondites a donde solo llegan los pescadores más veteranos o los buscadores de tesoros naturales. Siguiendo el curso del Masma llegaremos al inevitable encuentro con la Ría de Foz.


Comparte esta página o añade un comentario en tu Facebook



Última actividad en Facebook