Mapa de recursos


En el Valle Mágico

Añadir a digg | Añadir a technorati | Añadir a wikio | Chuza esta nova | Añadir a Menéame | Añadir a Del.icio.us | Añadir a Yahoo | Añadir a tuenti | Añadir a fresqui | Añadir a facebook | Añadir a newsvine | Añadir a stumbleUpon | Añadir a spurl | Añadir a blinklist



 

Cuntis es, como verán mas adelante, villa termal, y Castrolandín el mejor exponente de sus orígenes.

El centro urbano de Cuntis posee un conjunto urbanístico único, donde el pasado se interrelaciona con la actualidad, en perfecta simbiosis. El casco antiguo de la villa posee magníficos edificios de piedra y pasearlo es todo un placer.

 
En el año 2000 la fundación Terra Termarun empezó los trabajos de recuperación del Castro de Castrolandín. Hasta entonces solo era un lugar olvidado y deteriorado, pero hoy en día es uno de los recursos turísticos más importantes del ayuntamiento.
Llegar a Cuntis es fácil porque se encuentra estratégicamente situada en zona de tránsito entre Santiago, Pontevedra y el puerto de Villagarcía, por lo que posee buenas carreteras.
Ocho son las parroquias que habitan unos 5000 habitantes. La agricultura y la ganadería, y sobre todo el turismo, como decíamos, son los sectores económicos más importantes.
En la parroquia de Estacas nos encontramos con un pazo característico de la arquitectura noble de estas tierras. Ya existía en el siglo XVI.
El hórreo de la casona rectoral de Estacas tiene siete claro en la actualidad, pero antaño llegó a tener el doble.
Y su iglesia, la de San Félix de Estacas, muestra un estilo barroco, en armonía con su vía crucis.
Si nos adentramos mas en su centro, podremos pasear por su casco histórico.
Y es que la hermosa e histórica villa termal de Cuntis destaca por tener un verdadero museo en su casco histórico, donde la piedra es la protagonista y hace que el viajero experimente diferentes visiones a lo largo de recorrido que a continuación les recomendamos.
Comenzando en la plaza de árboles, corazón de la villa, que destaca por ser un lugar para gozar de un rato de tranquilidad, siempre acompañados de la vista hacia la hermosa iglesia parroquial. En el medio existe una fuente, de ricas aguas, como todas las de Cuntis. La plaza esta presidida por la casa de la cultura "Roberto Blanco Torres", también llamada hospitalillo, que actualmente acoge la casa de la cultura, es muestra de la arquitectura popular que dio la época moderna y que hoy esta integrada en el patrimonio artístico. Su fachada exhibe toda la belleza de la piedra labrada por los buenos canteros de esta comarca, de ahí que tengan su propio monumento, situado al lado del ayuntamiento: a los "canteiros", esculpida en granito negro de Moraña.
Y no podemos dejar de mencionar su hermosa iglesia parroquial. La de Santa María de los Baños de Cuntis, situada a lado de la plaza de los árboles. Del siglo XVIII, de estilo barroco, se construyó con piedras de un primitivo templo románico.
Si cruzamos el puente del río Gallo llegaremos hasta el convento de San Benito habitado por monjas de clausura.
Como pueden ver, en Cuntis, pasado y presente se entremezclan haciendo que una visita por la villa se convierta en una experiencia inolvidable. En el año 2000 la fundación Terra Termarun empezó los trabajos de recuperación del Castro de Castrolandín. Hasta entonces solo era un lugar olvidado y deteriorado, pero hoy en día es uno de los recursos turísticos más importantes del ayuntamiento.
Llegar a Cuntis es fácil porque se encuentra estratégicamente situada en zona de tránsito entre Santiago, Pontevedra y el puerto de Villagarcía, por lo que posee buenas carreteras.
Ocho son las parroquias que habitan unos 5000 habitantes. La agricultura y la ganadería, y sobre todo el turismo, como decíamos, son los sectores económicos más importantes.
En la parroquia de Estacas nos encontramos con un pazo característico de la arquitectura noble de estas tierras. Ya existía en el siglo XVI.
El hórreo de la casona rectoral de Estacas tiene siete claro en la actualidad, pero antaño llegó a tener el doble.
Y su iglesia, la de San Félix de Estacas, muestra un estilo barroco, en armonía con su vía crucis.
Si nos adentramos mas en su centro, podremos pasear por su casco histórico.
Y es que la hermosa e histórica villa termal de Cuntis destaca por tener un verdadero museo en su casco histórico, donde la piedra es la protagonista y hace que el viajero experimente diferentes visiones a lo largo de recorrido que a continuación les recomendamos.
Comenzando en la plaza de árboles, corazón de la villa, que destaca por ser un lugar para gozar de un rato de tranquilidad, siempre acompañados de la vista hacia la hermosa iglesia parroquial. En el medio existe una fuente, de ricas aguas, como todas las de Cuntis. La plaza esta presidida por la casa de la cultura "Roberto Blanco Torres", también llamada hospitalillo, que actualmente acoge la casa de la cultura, es muestra de la arquitectura popular que dio la época moderna y que hoy esta integrada en el patrimonio artístico. Su fachada exhibe toda la belleza de la piedra labrada por los buenos canteros de esta comarca, de ahí que tengan su propio monumento, situado al lado del ayuntamiento: a los "canteiros", esculpida en granito negro de Moraña.
Y no podemos dejar de mencionar su hermosa iglesia parroquial. La de Santa María de los Baños de Cuntis, situada a lado de la plaza de los árboles. Del siglo XVIII, de estilo barroco, se construyó con piedras de un primitivo templo románico.
Si cruzamos el puente del río Gallo llegaremos hasta el convento de San Benito habitado por monjas de clausura.
Como pueden ver, en Cuntis, pasado y presente se entremezclan haciendo que una visita por la villa se convierta en una experiencia inolvidable. En el año 2000 la fundación Terra Termarun empezó los trabajos de recuperación del Castro de Castrolandín. Hasta entonces solo era un lugar olvidado y deteriorado, pero hoy en día es uno de los recursos turísticos más importantes del ayuntamiento.
Llegar a Cuntis es fácil porque se encuentra estratégicamente situada en zona de tránsito entre Santiago, Pontevedra y el puerto de Villagarcía, por lo que posee buenas carreteras.
Ocho son las parroquias que habitan unos 5000 habitantes. La agricultura y la ganadería, y sobre todo el turismo, como decíamos, son los sectores económicos más importantes.
En la parroquia de Estacas nos encontramos con un pazo característico de la arquitectura noble de estas tierras. Ya existía en el siglo XVI.
El hórreo de la casona rectoral de Estacas tiene siete claro en la actualidad, pero antaño llegó a tener el doble.
Y su iglesia, la de San Félix de Estacas, muestra un estilo barroco, en armonía con su vía crucis.
Si nos adentramos mas en su centro, podremos pasear por su casco histórico.
Y es que la hermosa e histórica villa termal de Cuntis destaca por tener un verdadero museo en su casco histórico, donde la piedra es la protagonista y hace que el viajero experimente diferentes visiones a lo largo de recorrido que a continuación les recomendamos.
Comenzando en la plaza de árboles, corazón de la villa, que destaca por ser un lugar para gozar de un rato de tranquilidad, siempre acompañados de la vista hacia la hermosa iglesia parroquial. En el medio existe una fuente, de ricas aguas, como todas las de Cuntis. La plaza esta presidida por la casa de la cultura "Roberto Blanco Torres", también llamada hospitalillo, que actualmente acoge la casa de la cultura, es muestra de la arquitectura popular que dio la época moderna y que hoy esta integrada en el patrimonio artístico. Su fachada exhibe toda la belleza de la piedra labrada por los buenos canteros de esta comarca, de ahí que tengan su propio monumento, situado al lado del ayuntamiento: a los "canteiros", esculpida en granito negro de Moraña.
Y no podemos dejar de mencionar su hermosa iglesia parroquial. La de Santa María de los Baños de Cuntis, situada a lado de la plaza de los árboles. Del siglo XVIII, de estilo barroco, se construyó con piedras de un primitivo templo románico.
Si cruzamos el puente del río Gallo llegaremos hasta el convento de San Benito habitado por monjas de clausura.
Como pueden ver, en Cuntis, pasado y presente se entremezclan haciendo que una visita por la villa se convierta en una experiencia inolvidable.


Comparte esta página o añade un comentario en tu Facebook



Última actividad en Facebook