Mapa de recursos


COSTA DEL MORRAZO

Añadir a digg | Añadir a technorati | Añadir a wikio | Chuza esta nova | Añadir a Menéame | Añadir a Del.icio.us | Añadir a Yahoo | Añadir a tuenti | Añadir a fresqui | Añadir a facebook | Añadir a newsvine | Añadir a stumbleUpon | Añadir a spurl | Añadir a blinklist



 

Excursión por la carretera que bordea la costa.

La excursión reserva sorpresas y relax asegurado hacia cualquiera de las direcciones. Toda esta península está unida con un cordón umbilical con el mar y este se percibe en cada rincón, y desde luego en el paisaje.

 
Cangas es tan sólo una parte, preciosa, pero una más de la península del Morrazo.
Playas, mar, magníficas vistas, puertos deportivos y una intensa historia que ha dejado sus restos. Este es su leitmotiv en cuanto a turismo. La mejor manera de dibujar un mapa en nuestra mente es desde cualquiera de los maravilllosos miradores que dominan esta zona en la que confluyen dos rías, amplias y llenas de recovecos.
Primero visitamos a la gran vecina, Moaña.
Muchas de estas paradisíacas y vírgenes calas son de muy difícil acceso, y sólo desde un barco es posible grabarlas.
Hay tres tipos de playas en 20 kilómetros de costa, las que son altamente urbanas, las medio urbanas, y las vírgenes. Todas con más de 200 metros de longitud, con una increíblemente fina arena y muy blanca. Y un mar a una temperatura inusual en Galicia por lo abrigado de sus situación en la ría.
Además la vista es ni más ni menos la de la hermosa ría de Vigo, a la que ya hemos hecho multitud de elogios.
Cuando el tiempo no invita a ir a la playa, hay muchas otras opciones, algunas incluso sorprendentes. Ya lo habíamos avisado.
Siguiendo la carretera C-550 al borde del mar llegamos a Bueu.
El cabo Udra limita la ría de Aldán con la de Pontevedra y la costa es una sucesión de magníficas playas.
Una continuación de las excelentes de Cangas. Excelente arena, mar y vistas. Y también es un pueblo con historia además de hermoso.
Desde Bueu, y cualquier otro punto de la ría se divisa la isla de Tambo llena de leyendas debido a su solitaria estampa. Es propiedad de la marina, y tan sólo era utilizada para prácticas, pero en breve se transformará en enclave turístico.
Siguiendo unos pocos kilómetros está el Real Club de mar de Aguete, en Marín. Es ya un veterano con 26 años de antigüedad y su puerto ha crecido hasta contar con 2 muelles flotantes.
El motor socioeconómico de la villa de “Nostra in mare fortuna” es el puerto. Su crecimiento dobla el de cualquier otro puerto con un tráfico anual de mercancías de 2 millones de toneladas. Pero cada ampliación se ha de mirar con lupa por el impacto medioambiental. Lo mismo le ocurre al puerto pesquero con 120 embarcaciones. La escuela naval de Marín también ha transformado la fisonomía marinense. Desde 1943 está aquí la única escuela naval de oficiales de Armada de España.
En la playa de Mogor hay unos petroglifos con dibujos similares a otros encontrados en Suecia, Laponia e Islandia. Sin duda el verano es la mejor época para visitar esta zona que se olvida de la rutina y vive en una continua fiesta hasta septiembre. Clebraciones todasinspiradas en sus costumbres y tradiciones.


Comparte esta página o añade un comentario en tu Facebook



Última actividad en Facebook