Mapa de recursos


Capital de Verano

Añadir a digg | Añadir a technorati | Añadir a wikio | Chuza esta nova | Añadir a Menéame | Añadir a Del.icio.us | Añadir a Yahoo | Añadir a tuenti | Añadir a fresqui | Añadir a facebook | Añadir a newsvine | Añadir a stumbleUpon | Añadir a spurl | Añadir a blinklist



 

De villa señorial a centro de encuentro estival.

Un clima privilegiado, las buenas comunicaciones, una gran ofertas en servicios de hosteleria, el dinamismo de su puerto naútico, la variedad de oferta de actividades para tiempo libre, sus fantásticas playas ... Todo ello contribuye a hacer de Sanxenxo la capital turística de Galicia.

 
Sanxenxo está muy vivo en otoño y en invierno. Pero en verano..., en verano no duerme. En su sentido más literal y golfo. De sus 15.000 habitantes pasa a 100.000, es decir a ser la cuarta ciudad gallega. 3500 viviendas son de primera residencia, 7500 son de segunda residencia en este municipio de unos 44 kilómetros cuadrados. Estos servicios, el relax tienen un precio. Por ejemplo poder contemplar el mar desde la ventana de de un apartamento cuesta 1800 euros al mes. En Sanxenxo hay más de 200 hoteles lo que supone unas 5000 plazas hoteleras. Y esta cifra quiere decir ni más ni menos que tiene más plazas hoteleras que Santiago de Compostela, y sólo 800 menos que Coruña, por ejemplo. Y en número de hoteles, es insuperable. Aunque la mejor vista se consigue desde una tienda de campaña. Las casas de turismo rural van a llegar a un 100% de ocupación en el mes de agosto. El turismo que visita Sanxenxo genera riqueza, en ocasiones casi podríamos decir que es de lujo. Por qué ha sido en concreto Sanxenxo la población que ha conseguido ser la capital turística de Galicia, y no otra?. Sanxenxo tiene un clima privilegiado, está muy bien comunicado y está cerca de un lugar tan emblemático como el balneario de la Toja. Pero sobre todo Sanxenxo ha sabido interpretar las necesidades del mercado, apostando muy fuerte por el turismo que desea todos los servicios y necesidades a mano, y a su manera han ganado mucho aunque también han sacrificado. Este proceso comenzó ya en el siglo XVII cuando alcanzó gran esplendor por su urbanización. Y explosionó en la década de los 70. Condiciones naturales desde luego no le faltan. A la vista está. Su situación al sur del fértil valle do salnés, abrigado por lomas, provoca que las temperaturas sean suaves. Y es afortunada esta zona porque no sólo es lugar de veraneo de sol, también tiene un bonito paisaje de interior, y un rico patrimonio cultural. A esto contribuyen las otras dos poblaciones del municipio Portonovo y Vilalonga. Y desde luego están sus 24 playas sin las cuales no conseguirían ningún veraneante. Sanxenxo ostenta un honroso record el del municipio con más banderas azules, 10. El as de triunfos de toda esta jugada es el puerto náutico. Las condiciones climatológicas, de navegabilidad y paisajísticas pusieron en bandeja la oportunidad. El puerto deportivo es el resultado lógico: 700 plazas de amarre, un ancho de bocana de 100 metros, y en breve la orla definitiva será un centro comercial de alto standing. Después de la construcción de este puerto, el centro neurálgico de Sanxenxo, ya no había quien o que parara este fenómeno veraniego. El verano no sólo se despereza en las playas, también en las fiestas, de la cebolla, una sardiñada en Portonovo comer lo que no es posible en casa ni en invierno, la de las ostras en La Lanzada. Naturaleza, e historia, pues los pazos y las iglesias también contemplan el paisaje. Aunque algunos piensen en lugares como Benidorm, la esencia se ocupa de conservarla Portonovo, que aún sabe a salitre, pero no playera si no marinera. La verdad de este pueblo resulta tan atractiva que los turistas acuden en tropel a ver la descarga y la subasta del pescado. Aunque seguro también disimuladamente escrutan los rostros de los marineros o las manos de sus valientes mujeres. Pero Sanxenxo no se conforma con ser la estrella del verano. Creen en sus posibilidades, y que el placer y el relax no se acaban en verano. Sanxenxo sigue vivo en invierno, con una oferta muy competitiva. El mar sigue ahí para pasearlo, o mirarlo, el golf no es deporte estival, y el campo de Golf de Monte Castrove está abierto a todos los practicantes. Y el marisco sabe igual o mejor en otras épocas del año. Vamos a conocer este prometedor ayuntamiento.


Comparte esta página o añade un comentario en tu Facebook



Última actividad en Facebook