Mapa de recursos


PLAYAS DE SANXENXO

Añadir a digg | Añadir a technorati | Añadir a wikio | Chuza esta nova | Añadir a Menéame | Añadir a Del.icio.us | Añadir a Yahoo | Añadir a tuenti | Añadir a fresqui | Añadir a facebook | Añadir a newsvine | Añadir a stumbleUpon | Añadir a spurl | Añadir a blinklist



 

Sol y mucho más que sol.

Una de las principales opciones de disfrute para el visitante de Sanxenxo son sus playas. Grandes, medianas o pequeñas, más abiertas o más recogidas,hay para elegir en todo el litoral. El clima de Sanxenxo es una sorpresa para los visitantes. Su orientación meridional al abrigo de lomas posibilita temperaturas suaves durante todo el año.

 
Sol y mucho más que sol. Playas tranquilas o llenas de gente. Diez banderas azules, en el municipio gallego con récord de galardones. Todo tipo de deportes de agua con o sin olas. Y buen tiempo casi con todas las garantías. El bronceado en las playas de Sanxenxo sí está asegurado. Para que nos crean, se las vamos a enseñar. La que está más cerca de Pontevedra es Areas. Por su proximidad por carretera, es la preferida por los de la ciudad del Lérez. Aunque dicen que sus descubridores fueron los veraneantes madrileños. Sí hay que reconocer que los de la capital han sido los que han puesto de moda no sólo esta playa, sino toda esta franja costera. Un boom que comenzó hace unos años y que no cesa ni va a menos. Julio y agosto se escriben con letras doradas en la playa de Silgar. Es el arenal urbano de Sanxenxo, el más famoso y el más concurrido. Una playa para ver y dejarse ver, porque aquí hay gente a todas horas. Paseos, baños de sol y de los otros. Bajo la atenta mirada de la Madama desfilan los entusiastas de los deportes náuticos. Quien puede se pasea en yate o en velero. Otros se lucen sobre una tabla de windsurf. Más espectacular es el parascending, coto privado de los osados. Y en tierra firme no falta donde mirar. Al más puro estilo americano, se organizan torneos de fútbol playa o sesiones de aeróbic, casi como Miami Beach. Pero si lo que queremos es, simplemente, dar un paseo al borde del mar y contemplar el panorama también podemos. El extenso paseo marítimo que bordea Silgar hasta el puerto deportivo tiene tanta ocupación de día como de noche, como veremos. Camino de Portonovo es imposible pasar por alto la playa de Baltar. A pie de villa, su longitud nos hará olvidar que estamos en una playa urbana. Está rodeada por dos paseos, uno de madera y otro de reciente construcción, para recorrer el arenal en toda su extensión, muy especialmente en la caída de la tarde. No dejamos las caminatas porque bordeando el paseo marítimo encontramos otra playa urbana, la pequeña Caneliñas, ideal para familias con niños y no tener que desplazarse mucho desde el hotel o el apartamento. Hasta su hermana mayor, Canelas, ya hay que andar un poquito más. Pero, como siempre, merece la pena. Un chiringuito en la entrada de la playa para calmar sedes. Si tenemos suerte, la vista nos premiará con una regata en plena ría. Tras punta Cabicastro se cobija Paxariñas. Una playa coqueta y resguardada de vientos y de mareas. Además tiene un camping al lado, la combinación perfecta para no mover un dedo. Montalvo o Major es nuestra siguiente parada. Un kilómetro de playa en un entorno agreste rodeado de dunas. Salvaje pero con todos los servicios, aquí pueden alquilarse sombrillas, tumbonas y patinetes. No faltan entretenimientos. El arenal de A Lanzada marca el final del concello de Sanxenxo. La playa, rodeada por un cordón dunar y una zona húmeda, está catalogada como espacio natural protegido. Con dos kilómetros y medio de longitud, es una de las playas gallegas más conocidas y visitadas, también por la aventura de sumergirse en sus aguas, casi siempre con un fuerte oleaje y mecidas por los vientos.


Comparte esta página o añade un comentario en tu Facebook



Última actividad en Facebook