Mapa de recursos


El Jardín de Galicia

Añadir a digg | Añadir a technorati | Añadir a wikio | Chuza esta nova | Añadir a Menéame | Añadir a Del.icio.us | Añadir a Yahoo | Añadir a tuenti | Añadir a fresqui | Añadir a facebook | Añadir a newsvine | Añadir a stumbleUpon | Añadir a spurl | Añadir a blinklist



 

Los vigías de la urbe, miradores excepcionales.

La ciudad de Ourense presiente ya la alta montaña desde los montes próximos, los que la circundan. Nos encaramamos a las alturas para descubrir nuevas perspectivas.

 
Desde miradores como Cudeiro es como mejor se disfruta de esta ciudad hermosamente asentada en un valle, un valle formado por el gran Miño, padre de los ríos gallegos. En toda su plenitud se advierte desde el Seminario donde la vista nos ofrece una postal de la ciudad con todos sus puentes, las arterias de Auria. Otro mirador natural sobre Ourense es Monte Alegre. Es el lugar donde acuden muchos ourensanos para disfrutar de las instalaciones deportivas que hay en esta cima. Desde aquí, lo natural es proponer otro viaje, el que nos llevará a conocer el jardín de Galicia. Nuestra única provincia de interior no necesita compensar la falta de paisaje marino para competir en belleza con las otras. Tiene su propio encanto, pintado de color verde, de los tonos de la tierra, de las arrugas de las viejas montañas. Es la tierra que mejor ha sabido guardar nuestras tradiciones, quizá por su poca accesibilidad en otros tiempos, aunque la verdad es que hoy en día llegar hasta muchos de sus parajes sigue siendo toda una aventura.
San Mamede es la puerta hacia la alta montaña ourensana. Es una pequeña sierra con altitudes que superan los 1.000 metros, y además es el lugar de nacimiento del río Arnoia. Subir hasta aquí tiene muchas recompensas. No sólo su paisaje, impresionante, sino las múltiples posibilidades que ofrece a los amantes de la caza y de los deportes en plena naturaleza. Manzaneda y su Cabeza Grande es otro espectáculo natural que no deben perderse en su visita a la provincia de Ourense. El Parque Natural de O Invernadoiro constituye otra cita ineludible. Esta reserva natural, de más de 5.000 hectáreas de superficie, forma parte del conjunto de sierras y montañas situadas en el centro norte de la provincia de Ourense. Es un refugio de caza de primer orden. Para entenderlo mejor, aquí funciona un Aula de la Naturaleza, para información y educación ambiental. Sus condiciones naturales y su aislamiento lo han mantenido a salvo durante mucho tiempo, ahora que podemos disfrutar de él, también es nuestra obligación preservar toda su riqueza. Desde las tierras de Rubiá accedemos a la Serra da Enciña da Lastra, y de allí a Pena Trevinca, el techo de Galicia, con 2.124 metros de altitud y uno de los paisajes mejor conservados de Galicia. Seguimos presumiendo de montañas. Si recorremos los pasos de la Vía romana de Antonino, terminaremos nuestro paseo en las cumbres de la Serra do Xurés, frontera natural con el país vecino, Portugal. Es un Parque Natural de 21.000 hectáreas de superficie plenamente armonizado con el Parque Nacional portugués de Peneda-Gerês.


Comparte esta página o añade un comentario en tu Facebook



Última actividad en Facebook