Mapa de recursos


La socioeconomía del rural de Melide

Añadir a digg | Añadir a technorati | Añadir a wikio | Chuza esta nova | Añadir a Menéame | Añadir a Del.icio.us | Añadir a Yahoo | Añadir a tuenti | Añadir a fresqui | Añadir a facebook | Añadir a newsvine | Añadir a stumbleUpon | Añadir a spurl | Añadir a blinklist



 

La socioeconomía del rural de Melide.

Hasta 1950 la Tierra de Melide estuvo marcada por la emigración, pero a partir de 1970 la tendencia se invirtió. Empezaron a llegar retornados, que se concentraron en la villa y en las parroquias más próximas al núcleo urbano.

 
Al mismo tiempo que se producía este hecho, la actividad agropecuaria sufría una acusada reestructuración y pasaba a centrarse en la ganadería de producción láctea. Esa especialización fue el elemento más importante y revitalizador de la economía agraria junto con la mecanización del campo, la transformación de las praderías y la aparición del cooperativismo. Melisanto es una de las cooperativas más importantes de Galicia y en parte gracias a ella el mercado ganadero de Melide es el segundo en importancia dentro de la provincia de A Coruña. Casi el 40% de los activos económicos del territorio rural melidense provienen de la ganadería y, a su vez, esta actividad genera industrias derivadas como las queserías, tan importantes en esta zona y tan famosas fuera de ella. Con la Denominación de Origen Arzúa-Ulloa estos quesos triunfan en el mercado por esa consistencia crema que nos asegura que las vacas han podido pastar a sus anchas en enormes praderías. La ubicación en Melide de la Fundación Comarcal ha propiciado nuevos planes para el desarrollo agrícola. Comienzan a notarse las experiencias en nuevos cultivos y la explotación de grandes extensiones de masa forestal. Se planta sobre todo eucalipto porque el rendimiento es casi inmediato aunque también hay grandes cantidades de pino para alimentar las industrias de transformación de la madera como aserraderos o carpinterías.
Aproximadamente cinco mil habitantes del total del municipio se reparten en las 26 parroquias de Melide, más habitadas cuanto más próximas a la capital municipal. Este territorio de 102 kilómetros cuadrados de extensión, ofrece también un paisaje digno de conocer. A los bellos tramos que recorre el camino de Santiago hay que añadir los rincones de los entornos naturales por los que discurre el río Furelos. Custodiado por puentes y árboles, el río discurre sin prisas y nos conduce por sendas naturales que merece la pena recorrer. Las rutas de senderismo de Barreiro o Catasol nos adentran en la belleza de un paisaje concentrado y uniforme. Hay que penetrar en las veredas para empezar a distinguir pequeños universos con color propio en este comienzo de primavera. Del azul de la ribera a los ocres del camino horadado. Del verde fértil de la campiña a las sombras del sendero y de los pasos del caminante a un merecido reposo frente a este río que sigue su curso mientras nosotros volvemos a captar el milagro de la luz y el agua.


Comparte esta página o añade un comentario en tu Facebook



Última actividad en Facebook