Mapa de recursos


Paisajes de río, el Tambre

Añadir a digg | Añadir a technorati | Añadir a wikio | Chuza esta nova | Añadir a Menéame | Añadir a Del.icio.us | Añadir a Yahoo | Añadir a tuenti | Añadir a fresqui | Añadir a facebook | Añadir a newsvine | Añadir a stumbleUpon | Añadir a spurl | Añadir a blinklist



 

El Tambre es uno de los ríos más emblemáticos de Galicia.

El Tambre se llamaba antiguamente Tamara. Las aguas de este río y todo el paisaje que arrastran con su belleza han conmovido profundamente el espíritu de escritores nacidos en sus riberas como José María Castroviejo.

 
En su pluma, el Tambre baja disuelto, desde los montes violeta a la braña, mientras la cerceta de oro y ceniza, que ama los grises basaltos de su nacimiento, vuela, aspergeando agua. En los 135 kilómetros que recorre desde las tierras de Sobrado dos Monxes hasta su desembocadura en la ría de Noia, el Tambre inspira poesía pero también despierta el instinto depredador del hombre. A este río habitado por truchas y escalos, reos, anguilas, lubinas, múgeles y en otro tiempo salmones, acuden en manada los que aprecian el arte de la pesca y todo el entorno que se dibuja a su alrededor. En el curso que baña las tierras de la comarca de Ordes hay tres cotos. El de Sigüeiro es uno de los más alabados por los pescadores que solamente le critican algunos problemas de contaminación que esperan ver solucionados con la nueva planta depuradora. Por lo demás es un buen río, bastante capotero y algunos dicen que aburrido para mosca o cucharilla. En Sigüeiro el Tambre se abre en dos brazos dejando una isla en medio en donde encontramos el área de recreo. Robles, alisos y sauces, completan un escenario que se repite en Chaián, cuando el río pasa por el municipio de Trazo. Al llegar a Frades, se abre paso por Ponte Carreira. El área de recreo de Aiazo es uno de los mejores enclaves para disfrutar de un día en su orilla. En el ayuntamiento de Ordes no conseguiremos ver correr al Tambre, pero sí al Lengüelle. Los dos ríos se encuentran pasado el puente de Sigüeiro pero antes el Lengüelle atraviesa en solitario mucho territorio. De los bellos tramos que ofrece su recorrido les recomendamos el de la presa de Castenda.
Hay todavía muchos otros paisajes de agua en la comarca de Ordes. En el embalse de San Cosmade la pesca deportiva puede combinarse con la contemplación de las aves y en el futuro tendremos también un club náutico. Algunos pescadores escogen las riberas del embalse de Vilagudín porque es un coto de pesca permanente pero es el discurrir sinuoso del Lenguëlle el que enamora a los grandes pescadores. Es probable que recuerden a aquel personaje que encontramos en nuestra visita a Cerceda. No dejaremos nunca de maravillarnos ante esa particular forma de lanzar que tiene el rubio de Queixas,...nos emociona el gran respeto que demuestra este pescador por un entorno que él ha convertido en su lugar sagrado.


Comparte esta página o añade un comentario en tu Facebook



Última actividad en Facebook