Mapa de recursos


El Pasado en la calle del Porvenir

Añadir a digg | Añadir a technorati | Añadir a wikio | Chuza esta nova | Añadir a Menéame | Añadir a Del.icio.us | Añadir a Yahoo | Añadir a tuenti | Añadir a fresqui | Añadir a facebook | Añadir a newsvine | Añadir a stumbleUpon | Añadir a spurl | Añadir a blinklist



 

Para conocer la parte antigua de la villa de Sarria, proponemos iniciar el recorrido en la Ponte Ribeira.

Para entrar en la vila, que así es como llaman los sarrianos a la zona histórica, tenemos que subir la Escaleira Mayor y alcanzaremos la Rúa Maior de Sarria. Por lo general, cuando un forastero llega a esta calle, queda sorprendido por la imagen de una rara ruina que lucha por no caerse.

 
Los orígenes de la fortaleza de Sarria todavía no están muy claros. Los irmandiños la derribaron por primera vez en 1467. Fue reconstruida y convertida en marquesado con los Castro en 1543. Pasó a la Casa de alba en 1777. En 1860, lo que quedaba de la fortaleza fue adquirido por la familia Pérez-Batallón, y la piedra de la cerca y las torres fue saqueada por varias familias de la villa. Desde la torre se disfrutan las mejores vistas de Sarria, pero desgraciadamente sigue siendo de propiedad particular. Alguien debería darle un empujón a ese proyecto que hace tiempo planea recuperarla para el patrimonio municipal e instalar allí un museo comarcal o algo que evite que el símbolo más conocido de la villa se convierta en un montón de piedras. Continuando el ascenso vemos la casa blasonada de Centeais, que fue de los Cedrón y también la iglesia de Santa Mariña con su airosa torre y el reloj público, presidiendo la antigua Praza do Mercado. Entre la rúa maior y la praza da Constitución está la Casa Vaamonde convertida ahora en Casa do Concello. Desviándonos un poco llegamos a la Praza da Vila, con una casa que destaca sobre todo lo demás: Villa Andrea, una hermosa construcción del siglo XIX. De vuelta en la rúa Maior, podemos ir contemplando casas en las que bellas balconadas y galerías nos llevan a su época de esplendor. Para completar el recorrido por las casas nobles de esa época es necesario salir del núcleo urbano de Sarria. A 15 km, en Santa María de Vilamaior, está O Tumbiadoiro, un pazo del siglo XVI que tiene grabada en el dintel de su puerta principal una leyenda que dice: ?Para pobres esté siempre abierta?. Está siendo rehabilitado y tiene dentro de su propiedad una laguna de alto interés ecológico. En el lugar de Perros hay una Casa-Torre con dos piedras de armas y un escudo. En ella nació Clara Balboa Sarmiento, la madre de Fray Martín Sarmiento.


Comparte esta página o añade un comentario en tu Facebook



Última actividad en Facebook