Mapa de recursos


Tierra de pazos

Añadir a digg | Añadir a technorati | Añadir a wikio | Chuza esta nova | Añadir a Menéame | Añadir a Del.icio.us | Añadir a Yahoo | Añadir a tuenti | Añadir a fresqui | Añadir a facebook | Añadir a newsvine | Añadir a stumbleUpon | Añadir a spurl | Añadir a blinklist



 

Es tal la cantidad y calidad de los pazos y casas solariegas que existen en el municipio de A Estrada, que son necesarias dos rutas para conocerlos todos.

Nuestro programa ha tenido la fortuna de poder descubrir los rincones más escondidos que habitaron aquellos grandes terratenientes, o fidalgos. Además de poder disfrutar de la imponente arquitectura, hemos conocido a quienes habitan hoy en día estas casas.

 
El pazo más conocido, el de Oca, el monumento más emblemático de la comarca. Por cuatro euros los turistas traspasan su puerta abierta de sol a sol como reza en un cartel exterior. Lo principal son sus jardines, que los aficionados a las comparaciones ya se han apresurado en llamar el Versalles gallego. El origen de este pazo es la antigua casa de Don Suero de Oca y su construcción data de los siglos XVII y XVIII, ya sobre otros restos. En conjunto podemos contemplar una capilla, el pazo, una plaza y los jardines. Todo en estilo barroco. Se les debe quedar escasa a los turistas la media hora de paseo permitido, porque cada detalle es para perder la noción del tiempo. Llama la atención la extraña presencia de figuras de monos, también la canalización del agua dirigida a los molinos o cualquiera de los impresionantes árboles del jardín o flores. Varios han sido sus dueños: la familia Neira, los Gayoso o la casa de Comarasa. Actualmente pertenece a los Duques de Medinaceli. Y de los Medinaceli nos vamos a una familia más de la Tierra, los Otero, propietarios del Pazo da Mota. De su arquitectura exterior destaca la balconada y su amplia galería. También siempre se menciona su elegante crucero, que aunque muy alto es de una única pieza. En su jardín hay un hórreo de 10 claros y una fuente donde se encuentra el escudo de otra familia, los Guntín Taboada. También plátanos, tilos, nogales, higueras, avellanos... Nosotros traspasamos las puertas de este pazo anterior al de Oca. Cada fin de semana se junta en él la familia dueña del Pazo. Luchan por no venderlo aunque no falten las ofertas, hace décadas de más de 200 millones de pesetas. Es muy caro mantenerlo, son necesarias 2 personas a tiempo completo. Pero por ahora les compensa. Incluso la capilla ha tenido trajín, bautizos, bodas, velatorio. El Pazo no ha pasado desapercibido para el cine. Aquí se rodó durante 4 días la película del Camino de Santiago, y Vida de Rosalía, incluso la dueña del pazo interpretó el papel de la madre de Rosalía. Cada Año Santo se junta toda la familia Otero, unos 800 a celebrar aquí la Oterada, una fiesta en la que montan carpas y atracciones durante 1 día. Abandonamos el Pazo pero no la parroquia de Riobó porque casi al lado está esta Casa de los Cobián. Muy cerca del coto de Couso está la Casa de Maindo, también conocida como la casa del capitán. Fue del poderoso Conde de Ximonde y actualmente de sus descendientes, la familia Lisarrague-Novoa. En verano se llena de vida, durante el año sólo la habita un joven de esta familia. No faltan los escudos en varios lugares. Y también como otras casas de este tipo sufrió un incendio tras el cual no han recibido la ayuda que querrían de las instituciones. Y de esta casa que dicen sus dueños que es la más antigua de A Estrada en pie, nos vamos al Pazo de Guimarei, casi en ruinas. Conserva los restos de su torre medieval propiedad antiguamente de la casa de Villar de Payo de Muñiz. Esto ha sido una muestra de lo que se pueden encontrar en A Estrada, así que vayan atentos, en cualquier esquina, puede haber una elegante casona.


Comparte esta página o añade un comentario en tu Facebook



Última actividad en Facebook