Mapa de recursos


SIERRA DE LA CAPELADA

Añadir a digg | Añadir a technorati | Añadir a wikio | Chuza esta nova | Añadir a Menéame | Añadir a Del.icio.us | Añadir a Yahoo | Añadir a tuenti | Añadir a fresqui | Añadir a facebook | Añadir a newsvine | Añadir a stumbleUpon | Añadir a spurl | Añadir a blinklist



 

La imponente y misteriosa Sierra de La Capelada.

Los acantilados que caen a plomo sobre el mar, los imponentes miradores sobre el Cantábrico y un altiplano donde el ganado pastorea libremente, conforman un paisaje envuelto en niebla y brumas lleno de misterios que vale la pena experimentar.

 
Pero es frente a la suave ribera cedeiresa donde se alza la imponente y misteriosa sierra de la Capelada, que llega a rebasar en algún punto los 600 metros de altitud. Unos acantilados que caen a plomo sobre el mismo mar, formando uno de los accidentes geográficos más espectaculares de toda Europa.
Imponentes rocas acogen los miradores desde los que se alcanza una vista única del Cantábrico. Es esta, la Capelada, la Sierra que lidia durante las 4 estaciones, con las nieblas y las brumas que dan ese aspecto de misterio e intriga que vale la pena experimentar.
Son más las bellezas incomparables las que nos encontramos en este enclave natural. Aquí son frecuentes los altiplanos dedicados a monte bajo o a pasto para el ganado. Vacas y caballos, en compañía o en solitario, reinan en libertad por este asombroso paisaje, propio del mejor sueño. Pero sí ha establecido el hombre un control sobre cada ejemplar que por este espacio vaga. El último domingo de junio, se celebra el Curro de la Capelada, organizado en uno de los paraderos más hermosos de la sierra, donde expertos ganaderos realizan las operaciones de rapa y marcado de los potros salvajes, sin duda un acontecimiento inolvidable.
Las artes empleadas son las mismas, tan sólo se ha cambiado el marco del espectáculo, el corral familiar por el curro cerrado con gruesos troncos de roble.
A poca distancia del Curro nos encontramos con uno de los diferentes lugares que posee la Capelada para el descanso y recreo del viajante. Nos referimos al Aula de la Naturaleza. Un lugar de referencia para el que quiera merendar al cobijo de sus sombras.
Contrasta con esta visión abrupta e impactante la también admirable vista de la ría que desde el mirador de Edroso se alcanza, una ladera en la que se asientan gran parte de las aldeas de Cedeira como Régoa y Santalla.
Posee la Capelada un valioso patrimonio morfológico que la hace, si cabe, más singular. Tierra marcada por arrugas, acuciadas o remarcadas por el paso de los años y de los inviernos…, un conjunto geológico y botánico que constituye un continuum entre lo inerte y lo animado.
En definitiva, un paraje que invita a la reflexión y al paseo de quien decida adentrarse en su estela.


Comparte esta página o añade un comentario en tu Facebook



Última actividad en Facebook