Mapa de recursos


Se Vende Monasterio

Añadir a digg | Añadir a technorati | Añadir a wikio | Chuza esta nova | Añadir a Menéame | Añadir a Del.icio.us | Añadir a Yahoo | Añadir a tuenti | Añadir a fresqui | Añadir a facebook | Añadir a newsvine | Añadir a stumbleUpon | Añadir a spurl | Añadir a blinklist



 

Dieciocho monasterios se construyeron en la Ribeira Sacra, que configuran los cañones del Miño y del Sil.

Son los herederos de las construcciones ermitañas que desde el siglo VI se realizaron en estas comarcas de las provincias de Lugo y Ourense, que conocemos como la Ribeira Sacra. Alguno de ellos, se vende. Desde Galicia para el Mundo vamos ahora hasta Castro Caldelas para darles mas detalles.

 
Las aguas de Miño y del Sil acunan paisajes sagrados, espacios religiosos, riberas sacras en las que se concentran las parroquias más antiguas de la cristiandad.
Aquí se dio la mayor concentración de monasterios y cenobios de la península. Desde el siglo VI, las órdenes religiosas más importantes se instalaron en estas laderas de retiro y contemplación.
Llegaron hasta aquí los romanos atraídos por energías de agua, tierra y sol y aquí se quedaron eremitas en busca de espiritualidad y sosiego.Los monasterios eran el centro de poder político, social y económico de la comarca. Hasta el siglo XVI que pasan a depender de las congregaciones de Castilla.Hoy en día nada menos que dieciocho monasterios vigilan el silencio de la Ribeira Sacra. Hoy les invitamos a visitar algunos de los más importantes.
Desde el año 573 vigila este cabo del mundo, el monasterio de San Pedro de Rocas, en Esgos, el más antiguo testimonio de la vida eremita en Galicia. Un grupo de ascetas encontró aquí el lugar ideal para la vida de oración, pero la llegada de los árabes en el año 711 lo sumió en el abandono hasta el siglo IX cuando el caballero Germondus lo descubrió y se quedó en él como ermitaño.
En el de Santa Cristina se refugiaron guerreros árabes y vikingos. Llegó a ser el segundo en importancia de toda la Ribeira Sacra, hasta que empezó el declive en el siglo XVI cuando pasó a depender de San Estevo.
Dominando las vistas al río desde hace más de un siglo alcanzamos a ver el monasterio dedicado al primer mártir del cristianismo. Esta ruta del románico nos lleva hasta Santo Estevo de Ribas de Miño. El destello del sol en sus vidrieras fomentaba la proliferación de leyendas por las tierras de Chantada, donde se le conoce como Convento de Ronfiz.
Alcanza su época de esplendor en época de Alfonso VII, lo que hace que a finales del XII se construya su iglesia, una de las joyas del Románico gallego.
A lo largo de sus cientos de años de vida Santo Estevo de Ribas de Sil sufrió múltiples modificaciones hasta que cayó en declive y algunas de sus partes se vinieron abajo. Pero el siglo XX trajo la modernidad, la declaración de Monumento Nacional y bien de interés cultural y, lo más importante, la restauración.
De la mano de Paradores pasa a convertirse en hotel monumento de cuatro estrella, todo un ejemplo de conservación.
Como muchos otros esqueletos esparcidos por la provincia de Ourense luce el Monasterio de San Paio de Abeleda, en castro Caldelas.Forma parte de las joyas del patrimonio de la Ribeira Sacra, enclavado en un valle de viñedos bañados por el río Edo. Tras la desamortización de Mendizábal pasó a manos de la casa de Alba, y actualmente continúa en manos privadas. Su estado y la noticia de que el monasterio podría estar en venta por 420.000 euros, ha puesto a los vecinos en alerta. Reclaman una reacción de la administración para recuperar y restaurar uno de los monumentos más importantes de la zona.
El abandono llevó al expolio y de San Paio ya desaparecieron los seis retablos barrocos de la iglesia, algunas piezas de orfebrería y varias piedras.
El obispado asegura que la iglesia no está en venta y desde el ayuntamiento de Castro Caldelas reclaman a patrimonio que tomen las medidas para evitar un mayor abandono del monasterio.
Pero lo cierto es que, a pesar de los planes de limpieza y estudio de viabilidad, el monasterio continúa en un estado lamentable.
La iglesia románica, la puerta gótica con arco ojival y altorrelieve, los claustros?todo está invadido por las silvas, la hiedra y las malas hierbas.
La situación extrema de la construcción y las peticiones vecinales podrían llevar a la Xunta o a la diputación provincial a recuperarlo para uso público, supondría devolver el esplendor a este fértil valle de la Ribeira sacra.


Comparte esta página o añade un comentario en tu Facebook



Última actividad en Facebook