Mapa de recursos


EN LAS RIBERAS DEL XUBIA

Añadir a digg | Añadir a technorati | Añadir a wikio | Chuza esta nova | Añadir a Menéame | Añadir a Del.icio.us | Añadir a Yahoo | Añadir a tuenti | Añadir a fresqui | Añadir a facebook | Añadir a newsvine | Añadir a stumbleUpon | Añadir a spurl | Añadir a blinklist



 

Narón y Neda cuentan con una gran riqueza monumental y cultural.

Narón que ocupa el fondo de la ría de Ferrol y Neda en un valle formado por el rio Belelle son ayuntamientos limítrofes con Ferrol con grandes posibilidades de desarrollo.

 
Siendo Ferrol cabecera de comarca, hay otros ayuntamientos que cuentan con mayor posibilidad física de expandirse, por ello, de cierto modo, se han convertido en la prolongación industrial y residencial de esta ciudad departamental.
Así, nos encontramos con Neda, tierra de panaderos y con Narón, municipio que recientemente ha solicitado el título de Cidade Fidalga, y que de serle otorgado, la convertirá en la 8ª ciudad de Galicia.
Neda, que peina la parte final de este lateral de la Ría ferrolana , ha sabido conservar prácticamente estable su población en las últimas décadas gracias, al asentamiento de nuevos vecinos y la actividad del sector terciario que aquí se desarrolla, basado en mundo del textil y en los tradicionales hornos de cocer, responsables del mejor pan de la comarca.
Además es Neda un ayuntamiento que bien puede explotar sus recursos turísticos, un simple paseo por la zona vieja ya puede recrear al que pasea bajo sus soportales. Otra de las reliquias que este ayuntamiento nos ofrece es la iglesia de San Nicolás, construcción de finales del Siglo XIV, a la que posteriormente se le añadieron dos nuevas capillas, la Dolorosa y la de las Ánimas. La iglesia de Santa María se construyó sobre las ruinas del Templo de ese mismo nombre, datado en el siglo IX.
Pero lo que no se puede hacer, es irse de Neda sin acercarse a la cascada del Belelle, que traslada a un mundo de hadas hasta a los que no creen en la más grata fantasía.
De lo que no cabe la menor duda es que el ayuntamiento de la comarca que ha pegado mayor cambio en esta última década, ha sido el municipio naronés. Ha llegado a alcanzar los casi los 35.000 habitantes, gracias a las posibilidades físicas y morfológicas que tiene: por un lado su superficie industrial que, distribuída en tres en tres parques empresariales, todavía está en expansión, como es el caso del polígono del Pozo.
Pero también cuenta con la superficie suficiente para construir viviendas de excelente calidad y disponiendo de las comodidades propias de una gran urbe.
Narón, al igual que Neda, cuenta con una gran riqueza monumental y natural como muestra del esplendor del que gozó también en el pasado.
Cabe destacar principalmente el Monasterio de O Couto o de San Martiño, hoy sometido a obras menores. Es una magnífica muestra de arte románica, declarado Monumento Artístico Nacional. Otra de las joyas que resguardan las tierras naronesas es el entorno del molino de Pedroso, un área recreativa que nos deja disfrutar de una parte de esa red de arroyos que recorren el municipio dando vida a los escondites más entrañables e idóneos.
El caso es que si visita esta comarca, su aspecto irá cambiando en relación al que podemos divisar desde aquí, desde Ancos.
Pues la evolución y el progreso conducen de nuevo a la comarca de Ferrol al lanzamiento industrial y a la conservación del entorno.


Comparte esta página o añade un comentario en tu Facebook



Última actividad en Facebook