Mapa de recursos


EL VALLE FERTIL

Añadir a digg | Añadir a technorati | Añadir a wikio | Chuza esta nova | Añadir a Menéame | Añadir a Del.icio.us | Añadir a Yahoo | Añadir a tuenti | Añadir a fresqui | Añadir a facebook | Añadir a newsvine | Añadir a stumbleUpon | Añadir a spurl | Añadir a blinklist



 

O Rosal: El Jardín de Galicia

Los agricultores de O Rosal han sabido aprovechar las fantásticas oportunidades que ofrecen la fertilidad de la tierra y la bondad del clima para desarrollar las mas modernas técnicas de explotación agraria consiguiendo así que sus productos sean cada vez mas demandados.

 
Dicen que en estas tierras crece de todo. Que se trata de una atalaya natural formada gracias a su privilegiada situación.
Una ubicación perfecta, a orillas del Miño, que convierte a este municipio en una feraz despensa de los más suculentos productos.
Con razón es conocido como el Jardín de Galicia.
Todo crece en su máximo esplendor, tanto en la campiña que conforma este hermoso lugar, como en los modernos invernaderos que salpican de frutos y de coloridas flores este enclave de la geografía gallega.
Algunos autores atribuyen el topónimo de O Rosal a las colonizaciones griegas. Mientras, otras voces lo asocian a la fertilidad de unas tierras en las que crecen los más fornidos árboles y los tomates más jugosos.
Por eso los vecinos no han querido desaprovechar la ocasión para incrementar su economía con las fuentes de riqueza que este suelo les ofrece.
Con las últimas técnicas en explotación agraria, los sistemas de riego más modernos y un cuidado diario minucioso, consiguen que sus flores y sus productos lleguen a los puntos más extremos de Galicia e incluso de fuera.
En todas las parroquias del Rosal, desde las orillas del Tamuxe hasta Eiras, pasando por San Juan y San Miguel de Tabagón, se han desarrollado mucho los cultivos intensivos que posteriormente se comercializan a través del cooperativismo.
Y es que no tan sólo la calidad de los productos depende de la tierra, pues aquí, en el litoral más sureño de Galicia se dan también las condiciones climáticas idóneas.
En O Rosal no existen las temperaturas extremas en ninguna época del año. Lo que beneficia también el crecimiento de las cepas. No en vano el vino es el principal producto de esta tierra, un producto en el que repararemos más adelante.
Un alto porcentaje de la población de O Rosal vive, de sol a sol, al hilo del cultivo. Y es que aunque la tierra nos ofrezca esta fantástica oportunidad, sin duda el esfuerzo de los agricultores es el máximo responsable de que en O Rosal se luzcan las mejores y coloridas flores los 365 días del año.


Comparte esta página o añade un comentario en tu Facebook



Última actividad en Facebook