Mapa de recursos


MUSEO DEL MAR DE GALICIA

Añadir a digg | Añadir a technorati | Añadir a wikio | Chuza esta nova | Añadir a Menéame | Añadir a Del.icio.us | Añadir a Yahoo | Añadir a tuenti | Añadir a fresqui | Añadir a facebook | Añadir a newsvine | Añadir a stumbleUpon | Añadir a spurl | Añadir a blinklist



 

Una obra arquitectónica de especial interés.

La construcción situada en la Punta do Muiño en Alcabre es uno de los últimos proyectos del arquitecto italiano Aldo Rossi realizado por el gallego Cesar Portela .Una obra arquitectónica de extraordinario interés que acoge hoy la primera muestra antológica de pintura gallega relativa al mar

 
El encanto y el misterio del mar como recompensa a toda una historia de esfuerzo y tesón. Un museo como premio a la trabajadora ciudad de Vigo.
El Museo del Mar, en la parroquia viguesa de Alcabre, es el sueño que el arquitecto italiano Aldo Rossi no pudo ver cumplido. César Portela remató el proyecto que cambió el destino de este antiguo matadero que también fue fábrica de conservas.
Ahora es un brazo etéreo y estilizado que une la tierra con el mar. Un cabo, a medio camino entre la naturaleza y el artificio. Y hasta en sus profundidades guarda secretos, como esta necrópolis que apareció cuando se hicieron las obras del museo.
La situación es inmejorable. Punta do Muíño o el triángulo mágico. Tres vértices: la fuerza, la belleza y la acción. El océano, la ría y la ciudad de Vigo.
En un contexto semejante, la obra arquitectónica se presenta ligera de equipaje. Sin ruidos ni estridencias. Elegante y austera. No sobra nada, no hay concesiones. Sólo el mar por todas partes.
Había que celebrarlo. Tras la exitosa exposición inaugural: Rande, 1702: Arde o mar , esta gran casa acoge la primera muestra antológica de la pintura gallega relativa al mar. La iconografía marítima gallega es riquísima y estaba sin estudiar.
Cambiemos el chip: la pintura de mar no se limita a contemplar cuadros de paisajes. Seamos conscientes de que O Espello do Mar nos devuelve nuestra imagen y nos retrata socialmente. Hasta mediados de octubre podemos visitar esta reunión de más de 300 obras procedentes de colecciones particulares de toda la Península así como de instituciones, en una selección que abarca desde el siglo XIX hasta el movimiento plástico de Atlántica en 1980.
La mirada subjetiva del mar, sus diferentes naturalezas, el litoral habitado, las gentes, los trabajos y sus frutos, el mar como fuente de peligros y como espacio para el ocio. No faltan otras piezas emblemáticas de nuestra cultura, como los exvotos.
La muestra forma parte del proyecto A Mares , que programa hasta 2004 un ciclo de literatura, la exposición Olladas Oceánicas y un certamen de artes plásticas.


Comparte esta página o añade un comentario en tu Facebook



Última actividad en Facebook