Mapa de recursos


Naturalmente Rois

Añadir a digg | Añadir a technorati | Añadir a wikio | Chuza esta nova | Añadir a Menéame | Añadir a Del.icio.us | Añadir a Yahoo | Añadir a tuenti | Añadir a fresqui | Añadir a facebook | Añadir a newsvine | Añadir a stumbleUpon | Añadir a spurl | Añadir a blinklist



 

Como bien decía el escritor Rois es naturaleza, piedra y agua.

"Camiño de Rois, con aquel murmurio de vento nas polas altísimas, con aquela fervenza, que é auga caendo, pero tan ríxida e tenaz que é como pedra..."Así definió Rafael Dieste estas tierras que hoy les hemos querido mostrar.

 
Allá por donde vayan podrán disfrutar de la flora autóctona. Robles, acacias, y en gran cantidad las camelias. Y todo siempre rodeado de un gran manto de vivo verde.
Las laderas que llegan al valle están pobladas de árboles centenarios que ofrecen sombras para los paseantes del verano.
Y es que Rois hay que conocerlo por todos sus caminos. Tiene miles de rincones de los que podrán disfrutar si siguen sendas como esta: La Ruta de senderismo de Val do Quintá.
Antiguamente comenzaba en la parroquia de Herbogo, pero en la actualidad se puede empezar a disfrutar del paisaje natural ya en Seira. Empieza a orillas del Sar para poco después cruzarse con el Rois, aquí nos encontramos con la playa fluvial de Seira, un buen lugar para disfrutar de un baño en épocas de buena temperatura.
Si seguimos las flechas llegaremos a un claro en el que el río vuelve a ser el protagonista. Vamos al contrario del sentido de sus aguas, unas aguas claras que dejan ver perfectamente la piedra, abundante en todo el municipio, que crea un fondo diferente. Las hiedras y los árboles, algunos desnudos por el invierno, hacen que el paisaje nos hipnotice.
Pero hay que seguir camino. Llegaremos ahora a Herbogo, donde deciamos, antiguamente empezaba la ruta. No podemos irnos de aquí sin parar ante la iglesia de parroquial de Herbogo, del siglo XVII. Hay que destacar aquí la imagen de la virgen embarazada que hay sobre la puerta lateral.
Más adelante, nos adentramos en el valle de Quintá. Aquí el río Rois da paso al Liñares. Verdes praderas hacen de guía para el curso del río. Pareciendo incluso que quieren crecer sobre el agua. Y si seguimos este vivo color llegaremos a otra zona de molinos en desuso. Un entorno natural que parece que está todavía por descubrir. El paso del hombre apenas se deja ver en esta zona, tan natural.
Más adelante nos encontramos con otra iglesia que no pueden dejar de visitar.
Es la capilla de Soutullo, del siglo XVIII. Justo a lado nos encontramos con la casa del ermitaño, de la misma época que la capilla.
Pero hay más lugares en Rois para visitar. No podremos pasar por Silvarredonda sin hacer un alto en sus molinos. Y es que Rois es tierra de maíz y por tanto de buenos molinos. El ayuntamiento entero está lleno de molinos a las orillas de sus numerosos ríos, y es que como ya hemos dicho Rois es tierra de agua, y de regatos como los de Rosalía.
En Ribasar podrán disfrutar de la belleza del río Tinto por ejemplo. Y en Buxán numerosos riachuelos riegan las tierras. El Vispeiro o el Soutiño llenan de belleza la zona.
Todos ellos van en busca del gran río que le da nombre a la comarca, el Sar y que en esta zona sirve además de frontera entre Rois y Padrón. Una comarca en la que Rois tiene gran peso, y es que su naturaleza viva, su piedra, y sus vistas, no dejan indiferente a nadie.


Comparte esta página o añade un comentario en tu Facebook



Última actividad en Facebook