Mapa de recursos


EL SUAVE ATLÁNTICO

Añadir a digg | Añadir a technorati | Añadir a wikio | Chuza esta nova | Añadir a Menéame | Añadir a Del.icio.us | Añadir a Yahoo | Añadir a tuenti | Añadir a fresqui | Añadir a facebook | Añadir a newsvine | Añadir a stumbleUpon | Añadir a spurl | Añadir a blinklist



 

Recorrido por la costa.

Desde Nigrán hasta Baiona para terminar en Santa Tecla en A Guarda nos encontramos parajes de sorprendente belleza en uno de los recorridos por carretera mas hermosos del sur de Galicia.

 
Ante nosotros las Cíes, Monteferro, las islas Estelas, Playa América, Monte Lourido, A Ramallosa, y Baiona hasta Cabo Silleiro.
La costa que va desde Nigrán hasta A Guarda tiene infinitud de registros algunos incluso sorprendentes. Nos despedimos desde el mar de Nigrán y de sus maravillosas playas, y llegamos hasta Baiona que comparte casi todas las virtudes de Nigrán. En las islas Estelas encalló un mercante hace 27 años, y paradojas de la vida sus restos han creado un arrecife artificial totalmente integrado.
Continuamos más allá de Monterreal y de la protegida Baiona, y comenzamos uno de los recorridos por carretera más hermosos, por lo menos, del sur de Galicia. La comarcal 550 va paralela al mar, y ala costa. Pero ojo, se acabaron las playas, el mar tranquilo, la arena.
En este tramo la costa es dura, y pedregosa, son muy fuertes los sentimientos que produce contemplarla. Y desde luego no es amable. Es fiera, desafiante , y para muchos inesperada. Eso sí el horizonte lo ocupa todo, y la inmensidad.
Si nos parece fiera a nosotros que sólo establecemos una relación de voyerismo, que les parecería a los navegantes. Para ellos trabaja el faro de Baredo, para las rutas comerciales, y para defenderse de piratas. Pero este faro nada pudo hacer para proteger a su costa del ataque cobarde del chapapote hace un año.
En Oia han querido aprovechar turísticamente el tirón de este tramo de costa. No sólo lo decimos por las viviendas, si no también porque aquí hay un reciente centro de talasoterapia, y el Monasterio de Oia está inmerso en un plan de recuperación del conjunto monumental como hotel. Este fue el monasterio más importante del Baixo Miño, y se conserva desde el siglo XIII.
Un motivo vale para justificar todo el turismo de esta zona: las puestas de sol. Cualquier emplazamiento es válido. A ras del mar y desde esta increíble carretera. Desde algún monte próximo. Y no digamos desde el punto final de este recorrido, desde el Monte de Santa Tecla, en A Guarda.


Comparte esta página o añade un comentario en tu Facebook



Última actividad en Facebook