Mapa de recursos


LOS TRES RÍOS

Añadir a digg | Añadir a technorati | Añadir a wikio | Chuza esta nova | Añadir a Menéame | Añadir a Del.icio.us | Añadir a Yahoo | Añadir a tuenti | Añadir a fresqui | Añadir a facebook | Añadir a newsvine | Añadir a stumbleUpon | Añadir a spurl | Añadir a blinklist



 

La Costa Fluvial.

Las riberas de los ríos Miñor, Groba y Zamáns que fertilizan el Val Miñor son otra buena alternativa para disfrutar de la naturaleza y practicar el deporte de la pesca.

 
A veces no sabe bien donde empieza el Miñor, acaba el Zamáns y se transforma en Morgadans. O el pequeño arroyo de Groba.
Comenzamos el recorrido en el Parque de la Colleira que de coto ha pasado a criadero de truchas por lo que no es posible pescar en sus aguas. Y es que las truchas y los reos son los dueños y señores de los ríos de esta zona. Las anécdotas de los pescadores sobre sus tamaños y su cantidad son miles, y los peces sortean la contaminación y otros atrancos, como la A57, para que estos ríos vuelvan a ser los mismos. Los pescadores aconsejan pescar aquí con Miñoca.
Un problema del río Miñor a su paso por esta población es que en invierno se desborda por eso está más cercado.
Este parque es el inicio de un pequeño paseo fluvial.
Los puentes guían nuestro camino. El de Mañufe marca el recorrido para una posible senda a restaurar, que nos ofrece algún regalo (plano flor).
El puente de Vilaza también espera coqueto que contemplemos un nueva perspectiva pedregosa del Zamáns, que al norte está embalsamado.
De nuevo un pequeño puente de piedra nos da la bienvenida a la ruta marcada del río Zamáns. La senda del río Zamáns está habilitada con carteles, y poblados sus margenes con árboles autóctonos como el sauce, el avellano, el castaño, o el roble, después de talar las especies exóticas. Es un pequeño paseo de media hora y nula dificultad pero muy agradable.
El ponte da Xunqueira marca el límite del coto de Gondomar del río Miñor.
La desembocadura nunca llega de verdad, el río no acaba de morir porque estas marismas o estuario, retardan el final durante 3 kilómetros. Aquí ni es río ni es mar, pero da vida a peces, moluscos, pájaros y todos los invertebrados de las marismas. Estamos en la Foz de Miñor que llega hasta la entrada en la ría de Baiona, al lado de la playa de la Ladeira y que está incluído en la red Natura 2000.
Hay un proyecto en Gondomar de construir un paseo fluvial hasta el estuario.
A pocos metros nos espera el puente de la Ramallosa, el mejor broche posible a cualquier historia, en este caso a la del periplo del Miñor por su valle.
Este puente separa a Baiona de Nigrán, y es del siglo XII aunque ha pasado por varias reformas, que han respetado sus arcos apuntados y ojivales. Sigue en pie su emblema, el cruceiro con la imagen del patrón de los navegantes, San Telmo. A su lado un peto de ánimas. Y bajo él el Miñor y Atlántico se mezclan.


Comparte esta página o añade un comentario en tu Facebook



Última actividad en Facebook