Mapa de recursos


RUTA DEL SUIDO

Añadir a digg | Añadir a technorati | Añadir a wikio | Chuza esta nova | Añadir a Menéame | Añadir a Del.icio.us | Añadir a Yahoo | Añadir a tuenti | Añadir a fresqui | Añadir a facebook | Añadir a newsvine | Añadir a stumbleUpon | Añadir a spurl | Añadir a blinklist



 

Un Espacio Natural recorrido por lobos y leyendas.

En el Suido convivimos con ganado salvaje y animales característicos de la montaña gallega como el zorro y el lobo que encuentra aquí su hábitat mas adecuado. Particular interés merecen sus “chozos “ albergues de pastores y ganado .A Castrelada nos ofrece hermosas vistas y desde allí nos dirigimos a los municipios limítrofes de A Lama y Covelo.

 
La Serra do Suido está a medio camino entre Ourense y Pontevedra. Es una cadena montañosa, de cumbre peladas y llenas de rocas, como corresponde a sus elevadas altitudes y sus pendientes de vértigo.
Nieblas y vientos fríos cubren de nieve sus techos en los inviernos más rigurosos, pero también toda clase de leyendas. Lugares en los que el hombre se las ha tenido que ver con lobos, zorros y águilas, pero que también han sido refugio de ganado salvaje o aprovechados en los fondos de los valles para la estabulación libre.
Desde el mirador de A Castrelada se divisa, ya lejos, territorios del concello de Pontecaldelas, pero la ascensión continúa.
A Lama, otro ayuntamiento que forma parte del área de expansión de la ciudad de Pontevedra, ya es pura montaña. La ruta, como para conjurar a los espíritus desconocidos y tenebrosos, se protege con pequeñas ermitas e iglesias.
Covelo es otro municipio de tierras altas en esta sierra, y con muchos atractivos para visitantes.
Más arriba, todavía, en el corazón de O Suido, sorprende encontrar poblaciones como A Graña, una aldea de origen judío, donde muchos sefarditas de Ribadavia se instalaron huyendo de la persecución de los Reyes Católicos. Castigada por la emigración en tiempos modernos, muchos de sus habitantes partieron hacia Sudamérica. Cuando han regresado conservaron aquí una segunda residencia en la que pasar vacaciones o fines de semana. Las viviendas de nueva planta conviven con muestras de arquitectura tradicional en medio de un paraje misterioso y atractivo, como el Suido mismo, como la montaña. Como los chozos o antiguas cabañas de pastores, el refugio, la protección para hombres y ganado en estas alturas recorridas por lobos y leyendas.


Comparte esta página o añade un comentario en tu Facebook



Última actividad en Facebook