Mapa de recursos


CASTILLO DE SOUTOMAIOR.

Añadir a digg | Añadir a technorati | Añadir a wikio | Chuza esta nova | Añadir a Menéame | Añadir a Del.icio.us | Añadir a Yahoo | Añadir a tuenti | Añadir a fresqui | Añadir a facebook | Añadir a newsvine | Añadir a stumbleUpon | Añadir a spurl | Añadir a blinklist



 

El Castillo fue, en el s. XV, el epicentro de la actividad politica del Sur de Galicia.

Viajamos al pasado para descubrir al mas legendario personaje gallego del medioevo: Pedro Alvarez de Sotomaior. El castillo está situado en un lugar privilegiado por el amplio paisaje que se divisa. Data del s.XII aunque será con Pedro Madruga con el que alcance su máximo explendor. Magnificamente conservado, es una joya arquitectónica de la Edad Media.

 
Galicia era a finales de la edad media tierra de castillos. Durante las guerras irmandiñas muchos fueron destruídos, y algunos reconstruídos después. También los Reyes Católicos destruyeron muchos por venganza. Sin embargo algunas fortaleza se mantiene en pie, orgullosas y altivas para recordarnos aquellas épocas. El más gallardo y soberbio, el castillo de Soutomaior. Su situación es privilegiada sobre una colina del monte Viso, dominando el espléndido valle del Oitavén. La construcción original data del siglo XII, pero será con Pedro Madrugacuando disfrute de su mejor momento. Llegó a ser el epicentro de la actividad política del sur de Galicia durante el siglo XV. Pedro Alvarez de Soutomaior o Pedro Madruga, es el ejemplo máximo de noble violento y rebelde. Fue el introductor de las armas de fuego en Galicia, dudoso honor. Estableció importantes relaciones con Portugal, y el hecho de posicionarse a favor de Juana la Beltraneja en la guerra de sucesión le costó la muerte. En el siglo XIX el marqués de la Vega y de Armijo le añadió la parte neogótica. No es el típico castillo de difícil acceso, el puente levadizo es la entrada con un escudo de la casa ducal. Para los que gocen de una imaginación fácilmente excitable, podrán desatarla en la torre del homenaje, en los cuidados jardines, en la capilla de San Caetano o en cualquier otra dependencia palaciega. Pero sobre todo en el interior del castillo. Aunque ahora es una sala de exposiciones, el poder de sus muros, de cada una de sus estancias, eclipsa cualquier otro arte y capta toda nuestra atención. La historias que aquí se vivieron fueron turbulentas y sangrientas como su señor. Hoy la paz y el ocio borran sus huellas, pues al lado del castillo se ha construido una posada. Y una de las principales celebraciones que acoge son los banquetes de boda. Esta posada también fue un sanatorio regentado por la conocida como la marquesa roja. En sus habitaciones el descanso está asegurado, vela por nuestro sueño el imponente castillo.


Comparte esta página o añade un comentario en tu Facebook



Última actividad en Facebook