Mapa de recursos


FINISTERRE

Añadir a digg | Añadir a technorati | Añadir a wikio | Chuza esta nova | Añadir a Menéame | Añadir a Del.icio.us | Añadir a Yahoo | Añadir a tuenti | Añadir a fresqui | Añadir a facebook | Añadir a newsvine | Añadir a stumbleUpon | Añadir a spurl | Añadir a blinklist



 

El Fin de la tierra de los romanos donde realmente termina el Camino de Santiago.

El cabo Finisterre se identifica con el antiguo Ara Solis, en la que los celtas practicaban el culto al dios Sol y donde los romanos creían que el sol moría. Es un lugar mágico cargado de leyendas como la de la ciudad sumergida de Duio. Desde siempre Finisterre ha estado vinculado con el culto Jacobeo y Otero Pedrayo sitúa en la Capilla de San Guillermo el origen de la cristiandad gallega.

 
Finisterre es punto de encuentro. Desde los Nerias hasta nuestros días, muchas generaciones fueron prendadas por la magia de contemplar la Puesta de Sol desde este promontorio.
La singularidad de Finisterre surge de la conjunción de símbolos que la tradición y la historia le fueron atribuyendo, un territorio que se identifica con el antiguo Ara Solis, en el que los celtas practicaban culto al Dios Sol y donde los romanos creían que este mismo Sol se moría.
Fue el misterio de este lugar, precisamente, el que hizo creer a Décimo Junio Bruto, en el siglo I y tras haberse eclipsado con la puesta de sol, que este era el fin del mundo, aquí el Sol parece hundirse en el mar, surgiendo de las profundidades intensas llamas de fuego.
Pero esta tierra está, además, jalonada de iglesias, santuarios y de piedras “milagreiras“ que la hacen más especial, y es que el misterio de lo desconocido atrajo desde siempre al hombre.
Ya les mostramos con anterioridad que Finisterre desde siempre ha estado vinculado estrechamente con el culto Jacobeo. Tanto es así que ya en el siglo XI aparece citada la ciudad de Duio, una vieja ciudad pagana, que fue inundada por castigo divino tras la indiferencia de sus habitantes ante el desembarco de los restos del Apóstol Santiago en estas tierras.
Como en todos los lugares paganos, fue elegido por San Guillermo para Construir una ermita y cristianizar la zona. Y aquí está. Nadie lo puede desmentir, según Otero Pedrayo el origen de la cristiandad gallega se encuentra en lo que hoy son estas ruinas de la capilla de San Guillermo.
Pero esta zona de culto guarda más encantos, pues en las cercanías se encuentran también las Piedras Santas sobre las que la Virgen, cuenta la tradición, se apareció al Apóstol Santiago. Desde siempre las piedras en Galicia han esto ligada a las leyendas y a los milagros, como el de la fertilidad; ya el Padre Sarmiento aseguraba que en este monte, el monte Facho, hay lechos de piedra, recomendados para los matrimonios estériles.
No sin antes visitar el tramo de Vía Per Loca Marítima que todavía se conserva y por donde es probable que transcurra parte del trayecto del actual Camino de Santiago Fisterra-Muxía, nos dirigimos a la villa propiamente dicha.
Lo primero que nos encontramos en las afueras es la Iglesia de Santa María das Areas, una construcción románica del S.XII, donde se custodia la Imagen del Santo Cristo. A principios del siglo XIV, el mar arroja a la orilla una imagen gótica de Cristo Crucificado, el Santísimo Cristo da Barba Dourada, imagen atribuida a Nicodemo, quien desenclavara de la Cruz a Cristo. Desde ese momento el Cristo de Finisterre, hermano del de Orense y del de Burgos, despertó gran devoción entre los creyentes. Pero esta talla, a la que aseguran le crece el pelo y la Barba, comparte devotos, entre otros, que la Virgen de las Arenas que preside la nave central de esta iglesia.
Pero esta construcción cumple también con el ritual jacobeo, ya que la puerta del muro norte es derribada todos los años santos a las veces que la puerta santa Compostelana.
Ya hemos dicho que la villa de Finisterre constituye un conjunto con sabor marinero, crecido con ese asombroso puerto que se levanta a orillas del Atlántico y que acaba con la Capilla del Buen Suceso del siglo XVII, en la misma plaza del Ara Solis, símbolo de esta tierra.


Comparte esta página o añade un comentario en tu Facebook



Última actividad en Facebook