Mapa de recursos


Galicia Mariñeira

Añadir a digg | Añadir a technorati | Añadir a wikio | Chuza esta nova | Añadir a Menéame | Añadir a Del.icio.us | Añadir a Yahoo | Añadir a tuenti | Añadir a fresqui | Añadir a facebook | Añadir a newsvine | Añadir a stumbleUpon | Añadir a spurl | Añadir a blinklist



 

La pesca en el mar gallego

Galicia es tierra de mariñeiros: héroes de mil batallas en tiempos difíciles, navegantes incansables por los siete mares y conocedores del refugio del pescado más sabroso.

 
Después del año tan duro que ha pasado nuestra Galicia marinera, los puertos ven de nuevo cómo los barcos de bajura llegan cargados con lo mejor de la ría, todo listo para ser examinado en rigurosos controles de calidad. Para nosotros la pesca es un sector fundamental y su importancia hay que explicarla con cifras. Influye en 45 de los 56 sectores productivos, supone un volumen de negocio que supera los 2200 millones de euros y da empleo directo o indirecto a casi 200 mil trabajadores. Con estos datos, la pesca se sitúa a la cabeza del sector primario representando nada menos que el 10 por ciento del producto interior bruto gallego. Nuestros barcos faenan en todos los mares y nuestros marineros llevan muchos años poniendo en ello esfuerzo, sacrificio y, en ocasiones, hasta la vida. La flota pesquera gallega constituye aproximadamente el 40 por ciento de la del estado español. Se utilizan nuevas técnicas en el tratamiento del pescado a bordo y esto repercute directamente en su calidad y en el valor final. Una calidad que se garantiza desde centros de control como el de Vilaxoán a través de avanzados sistemas que compiten con los que se emplean en países como Japón. Controles que se desarrollan con especial intensidad en estos momentos, tanto para el pescado, como para el marisco, que también se ha resentido. La actividad se recupera por zonas y vuelven a aparecer esas estampas que caracterizan a las costas gallegas hasta el punto de que muchos artistas gallegos las han plasmado en sus obras. Espaldas arqueadas y manos encallecidas que han luchado por una situación laboral digna y que han conseguido mejorar sus ganancias gracias a iniciativas como el Plan 10 y el Plan Galicia. Les hemos de estar muy agradecidos a todos los que salen a mariscar para traernos esos productos en los que es tan rico nuestro mar, y la mejor manera de darles las gracias, es no dejar de comer marisco gallego.


Comparte esta página o añade un comentario en tu Facebook



Última actividad en Facebook