Su tiempo es Oro y Combarro - Programa 1024

Compostela y Bergondo destacan en Galicia como sedes de la orfebrería, aquella tradición continúa como oficio con la misma proporción de artesanía que de vanguardia. Siempre se ha sabido tallar bien el azabache, pero pocos saben que nuestros joyeros son tan o más hábiles con el oro.
 


Orfebrería: su tiempo es oro
 
La tradición orfebre galaica alcanza su cénit a lo largo del período castreño de la Edad de Hierro. Un oficio el de la orfebrería, que, pasados los siglos, sigue latiendo con fuerza en Galicia.

Santiago y Bergondo han sido tradicionalmente las sedes del saber hacer, pero con el tiempo otros maestros de la filigrana repartidos por toda Galicia, han sabido tomar el relevo.
700 profesionales, que engrosan el Colegio Profesional de Orfebres de Galicia, uno de los más numerosos de España proporcionalmente.
 

Escuela de joyeros
 
Estamos en la Escuela de Arte Superior y Diseño Mestre Mateo, la más veterana de Galicia en su género.

Son ya 125 años de historia en los que Escuela de Diseño Mestre Mateo, una de las siete más antiguas de España, ha enseñando las formas más artesanales de elaborar joyas. Esa tradición se meantiene pero hoy en día no da la espalda a la tecnología.
 

Joyería: El engaste perfecto
 
Solo el ingenio y esfuerzo de nuestros artesanos ha conservado lo mejor del oficio. La joyería gallega tiene sello propio, el del bien hacer.

Una de las claves de l joyería es el engaste: tiene que ser perfecto. Óscar Rodríguez lleva 25 años entre bancos, especímetros, pulidoras, reglas, escuadras o sopletes de fundición. Herramientas que proporcionan las tres dimensiones a lo que dibuja primero en su cabeza y en papel y después piezas exclusivas, únicas, que han sidos reconocidas en el mercado norteamericano.
 

Esmalte a fuego
 
Aunque en Galicia prima la tradición y la artesanía, la innovación empieza a coger peso en el mundo de la joyería. El papel y el lápiz ha dejado paso al diseño por ordenador.

Luis González, pionero en el diseño 3D, tiene como metal fetiche la plata, aunque trabaja con todo tipo de oros y metales no tan nobles, como el latón o el bronce. Pero sin duda el esmalte al fuego lo define.
 

Música de Galicia: Ruxe ruxe
 
Ruxe Ruxe interpreta "Cando o demo non ten nada que facer"

 

Rande en Redondela, la tierra de ancentros de Jose Castro
 
Rande pertenece a Redondela. Pero en Rande las lindes entre este ayuntamiento y el de Vigo se desdibujan. Les enseñamos los dos

Barcos y bateas, es lo que vemos desde aquí. La ría viguesa es muy ancha en este punto, el puente que la cruza, el de Rande, mide un kilómetro y medio. Una estructura que después de 30 años soporta un tráfico diario de 50.000 vehículos.
Es el pórtico de Vigo.
 

El otro Combarro
 
Todos asociamos Combarro a los horreos frente o mar, pero hay otro Combarro, el del grupo vitivinícola.

Nos acordamos de la uva cuando se recoge. Pero el ciclo del vino es más amplio, éste es uno de los momentos más importantes del año, empieza la poda y el tratamiento de las viñas que nutren Valdamor un vino de premio. Una bodega del Grupo Combarro es referente gastronómico en la capital de España.
Entrevistamos a Manuel Domínguez Limeres, fundador del Grupo Combarro.
 

Los mercedarios de Poio, entre muros de granito
 
Entre el monte Castrove y el mar se levanta la imponente fábrica del Monasterio de Poio con sus dos claustros, rodeado de huertos y viñedos.

El Monasterio de Poiofue abadía benedictina, antigua y poderosa. Entre sus posesiones estaban el puerto de Combarro y la isla de Tambo. Hoy entre sus recios muros de granito viven siete frailes mercedarios.
Fray Jerónimo nos conduce hasta el tesoro del monasterio: la biblioteca con más de 150.000 volúmenes que son auténticas joyas bibliográficas.
 

Combarro, el país de la barca y el hórreo
 
La villa de Combarro, en la ría de Pontevedra, es la estampa de la Galicia marinera y rural. El país de la barca al lado del carro.

Combarro es una aldea-museo de la arquitectura tradicional gallega: casas con solaina y porche, rúas enlosadas, hórreos y cruceiros. Arquitectura popular, sin arquitectos, que fascinó durante el siglo pasado a pintores, fotografos y viajeros en busca de tipismo.
 

 
 


Comparte esta página o añade un comentario en tu Facebook



Última actividad en Facebook