El Gran Hotel de Mondariz y Estaca de Bares - Programa 1029

Esta semana les invitamos a conocer la historia finisecular del Gran Hotel de Mondariz, y vistamos Estaca de Bares

El final del siglo XIX es una época convulsa en España. España perdía las colonias de Cuba, Puerto Rico y Filipinas, y en los inicios del XX se incuba la I Guerra Mundial. En ese abanico histórico surge el amor entre Benito Pérez Galdós y Emilia Pardo Bazán, dos de los mejores novelistas de la época.

92 cartas nos desvelan aquel amor. Una pasión detallada en la correspondencia que los dos escritores se cruzaron entre 1883 y 1915. Galicia fué el espacio de esa relación, y en el Balneario de Mondariz se desarrolló buena parte de esta insólita historia de amor.

A estos protagonistas y a su telón de fondo, el histórico balneario dedicamos este programa, en el que además visitaremos uno de los emblemas de la costa gallega: el Cabo de Estaca de Bares..
 


Balneario de Mondariz: Seducidos por el agua
 
El Balneario de Mondariz no sólo es una instalación termal modélica, sino que su Gran Hotel ha sido un escenario de numerosas anécdotas y hechos históricos.

El Balneario de Mondariz es una instalación termal ideada por dos hermanos, los Peinador, creada en 1873, y que tan solo dos años después adquirió tal fama que a su alrededor creció un ayuntamiento. Las llamas que lo devoraron en 1973, le proporcionaron, si cabe, más renombre.

Hoy recorreremos el que fue elegido mejor spa de España en 2012 por una prestigiosa revista internacional de viajes como huéspedes, descubriendo sus secretos y el origen de su leyenda.
 

La historia de un amor
 
Poco se conocía de la historia de amor vivida entre Emilia Pardo Bazán y Benito Pérez Galdós… Un historia que pasó por diferentes etapas.

Galicia fue escenario de aquella relación, y testigo de excepción fue, además de la casa herculina de Emilia Pardo Bazán, el Balneario de Mondariz.

El sello Turner, de la mano de los especialistas Isabel Parreño y Juan Manuel Hernández, rescata ahora esas epístolas que los dos escritores se cruzaron entre 1883 y 1915
 

El día que vino el hombre más rico del mundo
 
Los amores de Emilia Pardo Bazán y Pérez Galdós en este balneario forman ya parte de la historio, pero no fueron esto los únicos visitantes de ilustres esta instalacion termal. Lo fue también John III, el heredero del imperio Rockefeller

Isabel de Borbón, la Chata, el inventor del submarino, Isaac Peral, Daniel Castelao, Ramón Cabanillas, Miguel Primo de Rivera o el hombre más rico del mundo, el heredero del imperio Rockefeller, John III, disfrutaron del balneario de Mondariz.

El amor de Rockefeller fue, precisamente la hija de Primo de Rivera, al que había venido a conocer expresamente usando Mondariz como punto de encuentro.
 

El gran hotel
 
Respetando la tradición pero renovando continuamente sus servicios. El Balneario de Mondariz sigue siendo una referencia europea en el termalismo y ese prestigio se construye día a día.

La historia del Balneario de Mondariz lo sitúa al mismo nivel que centros como el de Baden Baden en Alemania o el de Bath en Inglaterra y le obliga a superarse día a día para no ceder en esa competencia amigable pero dura.

En Mondariz se combina la tradición con la innovación. Junto a las técnicas que ofrecen desde hace más de un siglo relacionadas con sus aguas medicinales, se han añadido terapias de última generación e incluso han sido pioneros en la aplicación de algunas.

En este sentido, el balneario ha ampliado sus instalaciones con un spa, que complementa a la perfección las terapias del termalismo.
 

Oxytocin de Patricia Moon
 

Patricia Moon viguesa, trás su estancia en Berlin y Boston, llega de USA ofreciendo su trabajo ‘’Oxytocin’’ que se acerca al rock más americano y nos deja entrever en sus letras su lado mas íntimo.

Tras su primer disco en acústico, ‘’Oxytocin’’ abre paso al sonido más eléctrico sorprendiendo así su versatilidad artística, haciendo un guiño a sus influencias que van desde el soul hasta el grunge pasando por el rock más clásico y garagero.
 

Vilagarcía, los origenes de Ana Maria Paredes
 
Vilagarcía ofrece numerosas posibilidades de ocio y tiempo libre al visitante

Sus más de 35.000 habitantes convierten a Vilagarcía en la octava villa más grande de Galicia. Su puerto deportivo es uno de los más importantes de Galicia, cuenta con más de 500 amarres.

La playa del Preguntoiro está ubicada en un entorno semiurbano, en el núcleo de Vilaxoán. Su arena blanca y fina la convierte en uno de los arenales con mayor ocupación estival. La economía de Vilagarcía se basa principalmente en el mar. Las embarcaciones amarran los puertos de Carril y Vilaxoan
 

Reencontros: 5 más de 50 años después
 
El Programa Reencontros de la Xunta de Galicia ayuda, un año más, a la emigración a regresar a casa.

La guerra civil y la dictadura, la pobreza y la desesperanza, empujaron a millones de españoles a coger los bártulos y buscarse la vida en otros países, a emigrar a la Europa rica, a la América de las posibilidades. El puerto de Vigo, donde hoy atracan los mejores trasatlánticos, se convirtió en el principal muelle de salida de los emigrantes hacia América.

Despedidas y esperanzas, un viaje de ida y vuelta para buscar una oportunidad que se convirtió en una nueva vida. Ahora algunos gallegos de la diáspora regresan, por primera vez, después de 50 años.
 

Estaca de Bares: por las riberas del Sor
 
EL Río Sor es uno de los meljor conservados de Galicia. Sen embalses discurre libre durante 50 Kms, entres meandros y sierras.

La Serra da Faladoira se hunde en el mar en la punta de Estaca de Bares. O Estaquín, un islote alto y picudo, es su mascarón de proa. Por sus cimas pasaba el "camino viejo de los arriero" escoltado por cruces de piedra y enterramientos prehistóricos.

Sobre la ladera de esta sierra asientan las aldeas ganaderas de Grañas del Sor. Las "rañas" son grupos de granjas aisladas en medio de prados cercados, y forman parte del paisaje agrario de estas montañas, mitad atlánticas y mitad cantábricas.
 

El Faro de Bares: Proa al norte
 
La Punta de Estaca de Bares penetra en el océano como la proa de un barco, escenificando uno de los paisajes mas afamados de la costa de Galicia.

El cabo de Estaca de Bares marca la frontera entre el océano Atlántico y el mar Cantábrico. Una sucesión de acantilados salvajes, que superan los cien metros de altura, cavernas, farallones e islotes.

Al pie de este frontón granítico se abren playas y calas que sólo visitan las aves marinas. Una costa de arrecifes traicionera para la navegación: los barcos pasan este farallón a tres millas de distancia con mar bravo, sin perder nunca de vista el faro.
 

 
 


Comparte esta página o añade un comentario en tu Facebook



Última actividad en Facebook