Paisaje de oro. - Programa 466

Un verano de sol y playa
 
Clima y belleza hacen de Boiro una de las capitales del verano gallego.

Por la suavidad de sus temperaturas, el estío de la costa del Barbanza es de lo más agradable.
 

Un Mar de Bateas
 
El mejillón de Galicia está de moda en Europa.

Estamos en el puerto de Cabo de Cruz, un día de mayo, para acompañar a uno de los 300 barcos mejilloneros de esta ría. Pero podría ser cualquier otro mes, pues se recoge mejillón casi todo el año, según los diferentes polígonos.
 

En busca del pasado
 
Un paseo por la historia de Boiro.

Para encontrar el origen de Boiro hay que visitar las Mámoas del Barbanza, uno de los asentamientos humanos más antiguos de Galicia, del que existen numerosas referencias arqueológicas: alrededor de 30 monumentos funerarios con mas de 5.000 años de antigüedad.
 

La Ruta del Apóstol
 
Embarcamos en Pontecesures para recorrer, a la inversa, la Ruta Marítima Xacobea.

Al agua del río Ulla llegó el cuerpo del Apóstol Santiago después de entrar por la Ría de Arousa.
 

Entre el Mar y la Tierra.
 
La población en verano se duplica, Boiro comienza a convertirse en un centro vacacional.

La vía rápida nos lleva en escasos 40 minutos al municipio de Boiro. 8 parroquias que tienen el privilegio de extenderse entre la parte meridional de la Sierra del Barbanza y la margen derecha de la exuberante Ría de Arousa.
 

El centro urbano
 
El turismo es el nuevo eje económico de Boiro.

Pujanza y modernidad son los adjetivos que mejor definen el ambiente que se respira en las calles y el espíritu que mueve el comercio de Boiro.
 

La Ruta de la Sierra.
 
Boiro, además de mar, es también Sierra. La del Barbanza, un excelente mirador natural de las Rías Baixas.

Una serie de fallas afectó a toda esta zona, dando origen a una serie de valles transversales a la costa boirense: el resultado, espacios naturales de gran belleza.
 

 
 


Comparte esta página o añade un comentario en tu Facebook



Última actividad en Facebook