Refugio de Luz - Programa 467

En Nigrán el Atlántico se amansa
 
Uno de los recorridos por carretera más hermosos del Sur de Galicia

La bien llamada “Costa de la Luz” cubre el trayecto desde la villa de Baiona hasta A Guarda, nuestro destino de hoy.
 

Villa Marinera
 
Puerta de Galicia a Portugal.

Los rostros, las manos que se ven en el puerto de A Guarda ya son mayores y están muy curtidas...
 

Villa turística.
 
Paisajes llenos de luz y preciosas panorámicas son dos de los grandes atractivos que puede encontrar el turista en A Guarda.

Les proponemos recorrer la costa guardesa, de cálidos y dorados atardeceres, y playas de singular belleza...
 

Un municipio activo
 
Histórica, turística y marinera, la villa de A Guarda es testigo de la desembocadura del Padre de los ríos gallegos: el Miño.

El antiguo concello de Foz del Miño, que hoy conocemos como A Guarda, se asienta entre el Atlántico más bravo, un Miño en calma que esmalta sus tierras y el fértil valle que bañan pequeños ríos nacidos en los montes libres de A Valga.
 

Terra da Fraternidade
 
El ferry es la mejor manera de unir y comunicar con rapidez Caminha y A Guarda.

El Ferry es el nexo para el comercio de ambas orillas, aunque los fines de semana sus usuarios son turistas.
 

El Monte de la Libertad
 
Si el Tecla es el origen, A Valga es todo un canto natural a la libertad.

El monte Torroso da sombra al Valle Fértil cuando el sol asoma desde el Mar Atlántico.
 

Paisaje de Plata
 
La Doñana gallega

Antes de formar las islas, el Miño viene caudaloso formando multitud de meandros a su paso. Cansado se acerca a su desembocadura. Desde alguno de los maravillosos miradores se puede percibir como luchan las aguas de río y mar.
 

 
 


Comparte esta página o añade un comentario en tu Facebook



Última actividad en Facebook