La Voz del Poeta - Programa 519

Homenaje a un poeta.
 
Cada año el 17 de mayo, Galicia rinde homenaje a sus escritores y poetas con el Día das Letras Galegas.

Las batallas importantes se libran casi siempre con la pluma, un arma limpia y certera que no causa heridas mortales y que convence a los hombres con la fuerza de la palabra.
 

Mil y una primaveras de literatura.
 
El idioma es la expresión cultural más completa de un país.

El idioma caracteriza las literaturas. Galicia había dado a la literatura latina buenos ingenios como Prisciliano, Paulo Orosio o San Fructuoso, pero, la literatura gallega no empieza a existir hasta el momento en que se escribe en gallego.
 

Literatura gallega, el presente.
 
Nuevos autores, nuevas propuestas.

Año 1.975. En España muere Franco y comienza una lenta recuperación democrática. En Galicia, la nueva situación política se traduce en el despegue definitivo de la literatura gallega, como aglutinadora de casi todas las reivindicaciones sociales y culturales de aquella época.
 

La literatura del éxodo.
 
Con el exilio y las corrientes migratorias hacia América durante la dictadura franquista, la literatura gallega también emigra.

Al hilo de la vida y obra de las figuras “senlleiras”, rendimos homenaje a quienes mantuvieron viva la llama de nuestra cultura a más de diez mil kilómetros de distancia.
 

El paisaje que inspira.
 
“... Cara o leste, a luz do mar reverdecía os anos. Cara o leste, adentrámonos no infinido do mar”.

Nuestro paisaje, nuestro mar amamantó justo antes de empezar la guerra civil a un hombre que llegó a ser contrabandista. Antón Avilés acabó harto de su leyenda de aventurero, y quizás vino a buscar reposo a estas tierras nada aventureras. Aunque él mismo cantó a la enfervorizada arcilla que le creó.
 

El ambiente literario.
 
La literatura, como otras artes, se ha institucionalizado.

Cambian los tiempos y también los modos. A mediados del siglo XX las tertulias literarias de los viejos cafés eran la esencia de la cultura. Hoy, la actividad cultural gira en torno a las instituciones y a los actos que organizan.
 

La pequeña Compostela.
 
En la Noia de Antón los marineros recitaban versos. Imposible olvidarlo.

Antón Avilés Vinagre se tatuó en el apellido el nombre de su aldea, Taramancos.
 

 
 


Comparte esta página o añade un comentario en tu Facebook



Última actividad en Facebook