Los Pueblos Límicos - Programa 614

Los Pueblos Limicos
 
Esta sierra tomó el nombre de San Mamede al que se le dedicó una capilla en la cumbre.

La Sierra es la atalaya que alcanza por un lado las cumbres del techo de Galicia, el Fial das Corzas do Invernandeiro y la Cabeza Grade. Por otro la llanura de Antela donde resurge la antigua laguna. Un paisaje que surcan mil torrentes y en el que nace ríos grandes como el Arnoia o el Limia.
 

Vilar de Barrio, en la Vía de la Plata
 
Entre la sorprendente montaña blanca de esta primavera y el verde valle.

La Sierra de San Mamede preside el paisaje. El Arnoia crea el valle y las tierras cultivadas, con la patata como producto estrella. El Camino de Santiago atravesó este territorio como vía cultural en la medioevo. Quedan restos del señorío de las grandes casas y bellas muestras de arquitectura religiosa.
 

SARREAUS, AL PIE DE LA SIERRA
 
Marcadas por la depresión de A Limia, estas tierras dan lugar a espacios llanos y hermosos valles.

Al pie de estos senderos están escritas muy antiguas páginas de la historia de los pueblos límicos; de sus invasores romanos; de los peregrinos y sus protectores, los Caballeros de Santiago; y del poder que sobre estas tierras ejercían los Condes de Lemos y de Monterrey.
 

TRASMIRAS, LA TIERRA LLANA
 
Una llanura eminentemente agrícola configura el pueblo límico de Trasmirás.

El río Limia riega parte del municipio y el Trasmiras y Faramontaos, son las otras cuencas fluviales importantes. Existen en el municipio, bellas muestras del románico rural como la iglesia de San Martiño de Abavides e interesantes elementos etnográficos. Pero el verdadero atractivo del municipio reside en sus espacios naturales.
 

OS BLANCOS, EL ENCANTO NATURAL.
 
Un lugar ideal para los apasionados de la naturaleza.

La historia de Os Blancos está ligada con el castillo de Monterrey, cuyo poder llegaba hasta el Portugal vecino. Desde la tierra llana de los pueblos límicos ascenderemos a las primeras montañas. El entorno natural es el principal valor de este territorio y es recomendable encaramarse a los Penedos da Raiña, su mejor espacio.
 

BALTAR, EL VALLE DEL SALAS
 
El visitante de Baltar podrá observar la belleza, riqueza y variedad del paisaje.

Tiene este municipio hermosas aldeas en las que abundan loa elementos etnográficos. Encontraremos también interesantes muestras de arquitectura religiosa. Pero les recomendamos tomar los senderos que conducen a las riberas de los ríos, a las fragas y soutos y a la montaña de Larouco para disfrutar plenamente de los más bellos espacios naturales.
 

Calvos de Randín, en la Frontera
 
En todo el territorio de Calvos de Randín descubriremos encantadores lugares y aldeas.

La villa es coqueta y tiene una hermosa plaza. En todo el territorio descubriremos encantadores lugares y aldeas. Pero para disfrutar de Calvos hay que seguir el curso de los ríos como el Firbeda y su cascada y el Salas con el embalse. Y hay que subir a las cumbres mas altas como las de la Serra da Pena y las del parque del Xurés.
 

 
 


Comparte esta página o añade un comentario en tu Facebook



Última actividad en Facebook