Las Islas de Arousa - Programa 626

La Lanzada, Espacio Natural
 
Una imagen más imborrable para nuestras retinas, la Lanzada en primavera.

La lanzada es sinónimo de tortilla y filete empanado, y refugio de sombrilla. Los primeros baños, los primeros sustos por unas olas demasiado impulsivas para una playa que inspira tanta paz.
 

A Illa de Arousa, El Paraíso
 
Creerán que les hablamos de otro paraíso más, por eso para que se lo crean a Illa hay que verla.

Vamos a rodear con ustedes a través de sus estrechas calles, esta isla en medio de la ría de Arousa. La clave de su belleza es la combinación de zonas de monte, marisma y laguna, con sólo 2 kilómetros cuadrados urbanizados.
 

A Toxa, Isla de ensueño
 
Un lugar para disfrutar y para saborear lo bueno de la vida.

Está unida a O Grove por un bellísimo puente de principios del siglo XIX. Al atravesarlo ya nos vamos haciendo una idea de lo que nos encontraremos al otro lado.
 

Vamos a la playa
 
Las playas descansan en la bodega de los recuerdos. Esperan impacientes el calor de ese sol que brilla para todos.

A Lanzada es la gran playa pero no la única. Playas con o sin olas, dulces o saladas, de arenas doradas, finas, gruesas… playas que hacen de este litoral un homenaje al descanso, al placer y a la diversión.
 

Vilanova, la villa de Arousa
 
La vida en Vilanova es la vida de su ría, la que le dan los barcos, las bateas y los hombres de la mar.

Valle-Inclán mira al mar. Desde su villa natal, Vilanova de Arousa, contempla impasible la belleza de esta ría, el ajetreo del puerto, de la gente de esta época, que no es la suya, pero que lo venera y le recuerda en cada rincón.
 

Playas de ensueño
 
Les invitamos a un paseo por los espacios protegidos de la Illa.

En Punta Carreiron la playa toma una dimensión distinta porque entramos en un parque natural.
 

El Mar de la Vida
 
Desde hace muchos años la forma de vida de Arousa la representan los barcos. Son un fragmento de tierra y el marinero es un habitante más de este mar salado.

Los Gallegos llamamos a las rías, mares. Sobretodo a ésta: El Mar de Arousa. La memoria colectiva nos acerca múltiples referentes, testigos directos de todo esta hermosura. Podemos elegir entre tierra y mar pero es casi seguro que nos quedemos con ambas.
 

 
 


Comparte esta página o añade un comentario en tu Facebook



Última actividad en Facebook